Translate

viernes, 29 de julio de 2016

CRISITUNIDAD

En muchas ocasiones hemos hablado por estos lares de como las diversas crisis de paso a la edad adulta o directamente a la tercera edad ha afectado a los protagonistas de unas cuantas cintas de las que hemos hablado por aquí pero parece que nos vamos dejando poco a poco uno muy concreto: la cada vez más pospuesta y anteriormente conocida crisis de los cuarenta...un gran material de comedia que suele poner a sus personajes en un estado entre la euforia y el terror que les hace cometer toda clase de malsanas locuras...pero ¿que pasaría si estos no fuesen un puñado de apáticos maduritos sino un grupo de amantes progenitoras?...es lo que pasa en Malas madres.
 Amy vive eternamente agobiada desde que, hace ya doce años, se convirtió en madre. Ama a su familia, pero con un trabajo que la absorbe por completo, dos hijos a los que ayudar con los deberes y llevar a una multitud de actividades extraescolares y un marido que la mayoría de las veces se comporta como un crío más apenas si encuentra tiempo ni para comer tranquila. Un día todo lo que podría salir mal sale mal y la puntilla llega cuando Gwendolyne, la todopodersa presidenta de la asociación de padre decide darle el cargo de vigilante en la próxima venta benéfica de dulces, a lo que Amy se niega. Con una nueva y peligrosa enemiga Amy decide ir al bar a tomarse una copa y hayá hará dos nuevas amigas con las que llegará a una conclusión: por mucho que una quiera a sus hijos ha llegado el momento de ser una mala madre.
Alocada comedia con protagonistas femeninas la película nos presenta una trama que nos resulta familiar, la de un grupo de adultos que tras una serie de giros adversos (por pasar hasta se pone malo el perrro) deciden tomara la decisión de adoptar un nuevo giro en sus vidas y desmelenarse de la manera más loca posible.
Con un comienzo de esos que facilitan la empatía con su protagonista, una Mila Kunis a la que en un comienzo cuesta más identificar con una responsable madre de familia que con la aptitud juerguista que adoptará tras el arco de presentación, la película nos presenta un agobiante microcosmos escolar y familiarque acaba desencadenando un torbellino de locura en estado puro.
Así nos encontramos una película con una premisa que, sin ser estrictamente original (no faltan los personajes tipo, como esas amigas que constituyen los dos extremos contrarios de la protagonista y se acaban liberando por sentidos muy distintos), resulta simpática, mientras asistimos a como la, normalmente, equilibrada y conciliadora parte del núcleo familiar se va transformando en una cuadrilla de adolescentes con  tendencia al desenfreno (eso sí dentro de un orden: tacos sí, blasfemias no, alcohol sí, drogas no, y por supuesto aunque haya sexo a ninguna de las dulces madres de esta película se le verán nada que haya por debajo de la línea del escote...)
Malas madres es una película que tiene su mejor baza en sus montajes, como los del supermercado o la fiesta, con un buen sentido del ritmo y un acompañamiento musical a la altura, así como en alguna escena y diálogo particularmente inspirado (la reuión sobre la venta de pastales, con su apocalíptica presentacióny una lista de ingredientes prohibidos que reduce los dulces prácticamente a vaso de agua), con algún gag visual quizás más forzado (la caótica conducción de Amy o las caídas intentando repartir propaganda) pero que sabe crear un resultado homogéneo que en ningún momento se sale del espíritu de la que en el fondo, por mucho que se emplee la palabra vagina (literal), no deja de ser una fábula familiar con un final digno de esta categoría.
Con algún elemento que quizás podría haber sido mejor explotado (el papel del perro o el aspirante a exmarido, las dos rubias y perfectas hijas de Gwendolyne) Malas madres es sin embargo una película entretenida, con buen sentido del ritmo, una cinta de esas que, sin ser profundas, si pueden alegrarnos el día, si bien alguna chanza de corte pretendidamente femenino, o feminista, puede entorpecer nuestra conexión con la pelicula (ese viudo macizorro que parece el fruto de una encuesta del cosmopolitan o similar o la erótica fantasía espacial a la que acuden las protagonistas), pero que nos deja la refrescante sensación de un buen puñado de carcajadas.
+
Una comedia quizás un poco más convencional de lo que parece en un comienzo pero con una gotita de café amargo que le sienta francamente bien Malas madres llega hoy, 29 de julio, a los cines

jueves, 28 de julio de 2016

HASTA EL INFINITO

No es lo habitual pero hoy es el momento de empezar el día con confesiones...no soy precisamente una fan de Star Trek. No...no es que no me guste. Las películas y episodios sueltos que he visto han conseguido entretenerme, pero jamás ha conseguido engancharme con la fuerza (esto no va con segundas) con la que lo ha hecho para millones de fans. Pero justo anoche, el mismo año en que se cumple el 50 aniversario (y que va a dar para mucho...atentos a programación y actividades del Festival de Sitges de este año), un buen puñado de ellos ,la mayoría ataviados con camisetas e incluso disfraces compeleos (pudo verse algún Spock muy cuidaddo, felicidades), pudo disfrutar de la que por el momento es la tercera parte de las nuevas películas de la saga...por eso hoy hablamos de Star Trek: Más allá.
En el tercer año de una misión de cinco el Capitán de la nave USS Enterprise, James T. Kirk. se siente perdido en la rutina cósmica. Pero durante un rescate rutinario en una nebulosa inexplorada un extraño enjambre de naves les atacará, y su objetivo parece ser una extraña y antigua arma que fue rechazada como regalo en una anterior y fallida misión diplomática. Superados en número y armamento gran parte de la tripulación será capturada por el enemigo, mientras que Kirk y una pequeña parte de sus hombres logran llegar junto a los restos de la nave a un planeta cercano. Sin conocer todavía los planes de este nuevo enemigo que por suerte no ha logrado hacerse con el artefacto Kirk deberá rescatar a sus amigos, encontrar un modo de abandonar el planeta y por supuesto detener a un ser cuyo objetivo puede ser toda la federación.
Contiuación estricta de la nueva saga de precuelas de la serie original. Star Trek y Star Trek: en la oscuridad, esta nueva entrega vuelve a recuperar a los personajes de las mismas en una cinta de aventuras que vuelve a replantear los conflictos personales de unos protagonistas que ya se ha consolidado como tripulación pero que comienzan a sentir dudas respecto a su papel dentro de la misma.
Con una cuidada dirección artística y efectos espcciales en la línea de sus dos primeras partes  esta nueva Star Trek: Más allá, cuya dirección ya no cae en las manos de J. J. Abrams, sino en las de Justin Lin, director de varias entregas de las populares Fast and furious, es una cinta de arranque sentimental que al poco se convierte en toda una odisea espacial con su correspondiente y exótico villano, nuevos héroes y un contado número de revelaciones que afectan más a los nuevos personajes nuevos que a nuestros viejos conocidos, que ya nos dieron más de una sorpresa en su recomendable primera parte.
Star Trek: Más allá presenta una trama ligera, correctamente hilada (algo que quizás en algunos momentos la hace un poco previsible), que desde sus primeros minutos deja muy claro el importtante papel del humor en esta entrega hasta en las situaciones más dramáticas (la parte de Spock y Bones), de esas que saben introducir las escenas de acción en el momento justo y que (casi) siempre encuentra su tabla de salvación en algún elemento en principio intrascendente presentado con anterioridad (el uso de la música de la nave) hasta un pequeño y estudiado cliffhanger de esos que arrancan el aplauso del público más entregado.
El resultado, acompañado de una eleganre partitura de Michel Giacchino, es una cinta de entretenimiento puro, sin alardes argumentales, pero con un buen sentido del ritmo que se acelera en su tramo final (con momentos que nos recuerdan poderosamente a Origen...el como dejaremos al espectador que lo descubra por sí mismo), y que nos deja una cinta entretenida, con diálogos divertidos (la palma se la lleva unos Spock y Bones en su salsa) y sobre todo con un par de sutiles homenajes tanto al reparto original como al tristemente desaparecido Leonard Nimoy, dejando la puerta abierta a nuevas entregas que no sabemos si optarán más por el estilo Abrams, un poco más oscuro, o por este ligeramente más liviano pero que deja muy claro, incluso a través de los diálogos finales que lo importante es que algo sea divertido.
Una entretenida aventura espacial que probablemente entusiasmará más a la nueva generación...de fans Star Trek: Más allá se estrena en las salas españolas el 19 de agosto.

miércoles, 27 de julio de 2016

REAL TARDANZA

¡Ah la aventura! Enfrentarse a lo desconocido, convertirse en un pionero, ya sea peinando las tupidas selvas o explorando recónditos mares...pero la verdad hoy día, maldito sea el GPS que lo concibió parece que quedan pocos terrenos para lo indómito y lo salvaje...¿o puede que sí?. A veces lo desconocido puede ser un desierto presto a convertirse en una fastuosa jungla...urbana, y la aventura el conseguir verder un sistema de telecomunicaciones a un postor cuya llegada es incierta Esto es precisamente lo que sucede en Esperando al Rey.
 Alan Clay, un empresario especiallista en telecomunicaciones llega a Arabia Saudí para intentar vender a su Rey un revolucionario sistema basado en los hologramas. Nada m ás llegar se enfrentará a los problemas de la burocracia, las largas distancias y la diferencia de costumbres, sumándose la incertidumbre de saber cuando acudirá el Rey a ver su presentación, ya que parece encontrarse siempre de viaje. Sin embargo su nueva y extraña rutina también abrirá un pequeño camino a la amistad, la diversión y quien sabe, hasta a un nuevo amor.
Comedia dulce con una gotita drama la imaginativa tracducción de Un holograma para el Rey enfrenta a un vendedor de origen americano con una Arabia Saudí en plena expansión que funde la mayor modernidad con los usos tradicionales.
Centrada casi totalmente en el personaje encarnado por Tom Hanks, un Alan Clay con más entusiasmo que suerte ( y si no atentos a cada vez que intente sentarse en algo parecido a una silla) al que parecen acosarle todos los inconvenientes a la hora de emprender una tarea en inicio fácil, desde los de nivel personal en forma de conflictos familiares (la relación con ese padre obsesionado con la expansión económica china que acaba adquiriendo tintes casi proféticos, o los problemas para costear la carrera de su hija...) o problemas de salud (el quiste) hasta aquellos de corte laboral como la falta de infraestructura o las dificultades de comunicación (y no se trata de problemas de idioma...todos los personajes hablan inglés de los árabes a los daneses que también trabajan allí).
Pero todos estos problemas, que parecen atormentarle desde el primer momento que pone el pie en el país y que convieten su semana casi en un continuo día de la marmota (levantarse tarde por descuido, ducharse, llamr al chófer) serán también los que motiven el conocer a toda una serie de personajes, del dicharachero condiuctor del coche alqeuilado a la misteriosa doctora que le atiende.
Esperando al Rey es una cinta que hace gala de un buen sentido del humor, que no evita las diferencias culturales (la broma sobre la CIA) ni los conflictos sentimentales (los extraños sueños con su padre e hija) ni renuncia al humor físico (los altercados con las sillas), creando escenas que llevan al espectador de la sonrisa a la carcajada, gracias especialmente a un Tom Hanks que sabe llevar perfectaemnte la trama a su terreno.
Con un montaje eficaz esperando al Rey es casi una fábula sobre la vida, o más bien cobre como la vida puede conducirnos a la felicidad por un camino que no nos atrevíamos en un comienzo a explorar, con espacio para la alegría y la tristeza, para la diversión y el dolor, y que, gracias a alguna escena tan inesperada como hermosa (el baño en el mar, la caza nocturna) se convierte casi en un onírico recorrido por un mundo que, p'or desconocido no deja de resular fascinante.
Comedia divertida y sorprendente Esperando al Rey satisfará a los amantes de las histroias poco convencionales con una gotita clásica.

martes, 26 de julio de 2016

DESCONGELADOS

No sé por qué pero tras años, por no decir décadas, en los que los protagonistas de las películas infantiles al igual que en muchos cuentos infantiles, tendían a la horfandad o bien a solo tener algún parietne lejano de esos que hacen desear no tener ninguno, del corte madrastra o similar, a los creadores de estas nuevas fábulas infantiles les ha dado por dotarlos de hijos, y a manta. Así desde los loros de Río a Gru passndo por la mismísima sirenita (a las pelis editadas directamente en vídoe me remito) les ha dado por seguir la saga con su propia prole....la cinta de la que hablamos hoy partía de la historia de un grupo de animales desparejados que pasó de solteros amistosos a gran familia con hijos en edad de merecer ( y más de uno planteándose en seguir su ejemplo). Hablo de Ice age. El gran cataclismo.
 Persiguiendo su eterna bellota la ardilla Scrat se encontrará atrapada dentro de un platillo volante. Sin saber como escapar de él  ni como pilotarlo su torpeza y habitual mala suerte harán que sus acciones puedan tener catastróficas consecuencias para el universo conocido, incluyendo el grupo de amigos formado por Manny, el mamut, y su familia, Diego, el tigre de dientes de sable, y su novia y Sid, el perezoso, y su abuela. Y es que justo el día en que Manny se debate entre la preocupación de que su hija Melocotón les abandone para casarse con un chico que no le acaba de gustar y el olvido de su propio aniversario de bodas tendrá que enfrentarse con su heterogénea manada a la llegada de un gigantesco meteorito que amenaza con destruir toda la vida del planeta tal como hizo hace cientos de años.
Quinta parte (y se dice pronto) de La edad de hielo, esa tierna fábula sobre un grupo de animales prehistóricos que ayudaba a un bebé humano abandonado (especie la humana a la que por cierto no hemos vuelto a ver el pelo por la saga) la película continua contándonos la vida familiar de esta particular manada que ha pasado de ser unos auténticos desconocidos a juntarse y sentar la cabeza (Many en la segunda, Diego en la cuarta y Sid...esporádicamente, pero nada termina de funcionar), se tal modo que nuestro mamut protagonista es ya orgulloso padre de una hija posadolescente que ya piensa seriamente en seguir su propia vida y con su propia pareja.
Así encontramos dentro de esta cinta dos tramas plenamente diferenciadas. Por un lado la trama sentimental de corte amoroso filial que sigue estrictamente la trama de sus partes anteriores, incluso recuperando algún personaje y escenario de la tercera parte, y por otro lado el plato fuerte de la función, la alocada odisea de la ardilla Scrat fuera del planeta tierra y a bordo de una nave espacial, pero siempre obsesionada en recuperar una bellota que le trae más problemas que alegrías.
Y es que frente a una historia más convencional, con su introducción, nudo y desenlace y protagonizada por unos personajes que siempre, entre chascarrillos más o menos afortunados, nos darán un aleccionador mensaje, lo que más brilla como ya se ha hecho habitual en esta saga pseudo prehistórica son las peripecias del desafortunado Scrat, un ser cuyas aventuras son puro slapstick y que se ha ganado el poder ser el protagonista de su propio fragmento (ya no hay ni asomo de otras ardillas o ladrones de bellotas, aquí solo hay ardilla, fruto seco y un objeto espacial poco identificado dispuesto a darnos un buen número de sorpresas) en un entorno más que hostil que dará lugar a juegos con diversos elementos clásicos de la ciencia ficción como la teletransportación (con algún pesadillesco resultado tipo La mosca) o la fuerza de la gravedad, y que en la línea de los Looney Tunes y similar (y es que el pobre bicho recibe más que una estera) dejan franco buen sabor de boca.
Ice age. El gran cataclismo es una película de ejecución correcta y buen acabado visual que sin embargo no hace sino devolvernos los clichés ya explotados sobremanera en otras cintas de la saga, y que no consigue recuperar la fuerza de sus comienzos con su tropa de personajes "maduros". Sin embargo para los que no se hayan cansado del humor visual y alocado del que hace gala la ardilla Scrat esta sigue conservando gran parte de su encanto, haciendo que sus apartes constituyan lo mejorcito de la película. Sin embargo de cara a su público más potencial, el infantil, esta sigue siendo uan buena opción de entretenimiento, con sus graciosos animalillos parlantes (alguno más soez que otros...nunca falta espacio para un poco de humor marrón) y una trama que, sin ser vertiginosa, no carece de momentos de acción (la recuperación del huevo) y de un humor absurdo que hará las delicias de aquellos que han conocido la saga directamente a través de la pantalla doméstica.
Diversión para los más pequeños a los más mayores todavía nos deja los biuenos moemntos de su ardilla protagonista, gafe pero indestructible.

jueves, 21 de julio de 2016

URNA SANGRIENTA

Siempre hablamos del miedo a la oscuridad, a los monstruos, los peces antropófagos y hasta al tío Camuñas y al final somos nosotros, esos seres carentes de garras y colmillos, de tamaño relativamente pequeño y envueltos en una camiseta los que más miedo damos. Y cualquer obra, audiovisual o no, que se sumerja en el terreno de las distopías nos dará la razón, si bien el resultado puede orientarse más hacia la ciencia ficción o el terror...tirando más hacia lo segundo nos llega la nueva entrega de una saga que, aún con sus tropiezos ha ido ganando popularidad...hoy hablamos de Election: La noche de las bestias.
Año de elecciones. A un par de meses del gran día frente a los omnipotentes nuevos padres fundadores se presenta una nueva candidata, la senadora Charlie Roan, una mujer que tras ver morir a su familia en un noche de purga anual, está resuelta a acabar con ella si llega a presidenta. Viendo como esta sube puestos el paetido en el poder tomará una resolución, abolir una de de las reglas fundamentales de la purga, aquella que prohibe el atacar a los grandes cargos políticos durante la gran noche, por lo que Roan, para mostrar su valor, decide atrincherarse en su casa en lugar de en un búnker como el resto de políticos, hasta que llegue el amanecer protegida por su cuerpo de guardaeespaldas. Pero el reverendo y otros defensores de la purga están dispuestos a todo para acabar con la que ya es más que una mera molestia.
Tercera entrega de la franquicia tras La purga. la noche de las bestias y la más olvidable Anarchy. La noche de las bestias la película retoma algunos de los personajes de su tercera entrega para contarnos el desarrollo de una nueva noche de purga anual, con la novedad de que en esta ocasión nadie está a savo de la misma, ni siquiera los altos cargos políticos blindados por ley desde el comienzo de la misma.
Y es que como buena distopía esta nueva purga (no anual, llega cada ciertos añitos) tiene su gran y mejor acierto en la elección (nunca mejor dicho), y más en el año que estamos, en ambientar la cinta en un año de elecciones que enfrenta a promotores y detractores de la malsana festividad que da nombre y origen a la saga, si bien este aspecto no es explotado hasta el máximo (la sosias de Clinton, a pesar de ser sosita, se parece más que el que podríamos considerar alter ego de Trump...quizás nos habría gustado más algo más grotesco).
Pero además nos encontramos también un puñado de buenas decisiones, como haber retomado la opción de usar como escenario de la película toda la ciudad (en la primera apenas sí salíamos del hogar de los protagonistas) o esa otra novedad (de la que nos gustaría ver un poco más en próximas entregas) como es el turismo de purga y que da pie para los disfraces y máscaras, otro de los clásicos de la saga, más vistosos de la cinta, inspirados en iconos de la cultura estadounidense como La estatua de la libertad y el Tío Sam (y que han sido los más exhibidos en la correspondiente campaña publicitaria).
Sin embargo Electión: la noche de las bestias adolece del mismo mal que sus dos predecesoras. Tomando como punto de partida una idea tan original como potente (esa sangrienta y presuntamente catárquica purga anual que puede conviertir a cualquiera en un animal que se cree con derecho a matar a cualquiera que tenga la mala idea de pasearse por la calle o tenga la mala fortuna de no tener un refugio lo bastante seguro) toda la primera parte de la película va generando poco a poco un estado de emoción en forma de cuenta atrás que abre la veda y que va perdiendo fuerza a medida avanza su metraje.
Así seguimos encontrando siniestras y fascinantes escenas, alguans con un ligero tinte onírico mediante composición e iluminación (el árbol de los ahorcados, la guilontina...) que nos regalan algunos de los mejores momentos de la cinta, otras con un estilo más propio de una cinta de acción con una continua obsesión por el uso de la cámara cinta (la presetación de las vengativas quinceañeras casi escapadas de un vídoe de la Mtv o escapadas de su propia prom night...y a las que no les falta ni el colega vestido de oso de peluche), imágenes todas que acaban haciendo que la película destaque más por su estilo visual y detalles casi anecdóticos (ese péndulo...¿por qué corren en lugar de agacharse, si les llega a los hombros...?) que por un conjunto que ya ha hecho de todas lasa partes de esta, por fin, trilogía auténticas carreras contra el tiempo de final más esperado y moralizante de lo esperado.
Election: la noche de las bestias es una película que gana enteros en su vertiente más alocada, esos en que se convierte en un sangriento survival así como en los que mejor explota sus conexiones políticas y que, sin ser una cinta particularmente memorable, si nos regala un par de horas de dicersión y parece abrie un nuevo camino que puede mejorar sustancialmente una saga que empieza a transmtarse en clásico.
Festival de sangre y locura con su puntillita de crítica social Election. la noche de las bestias es un grato divertimento para los fans del género.

miércoles, 20 de julio de 2016

DUDOSO ESTÍO


Por mucho que el mismo tiempo se obstine en recordarlo parece que el orden del universo no tiene bastante. al menos en cuestión de títulos de películas...a cintas como la muy recomendable El verano de Kikujiro. Aquel largo y cálido verano, De repente el último verano, las bicicletas son para el verano, Sé lo que hicistéis el último verano o Verano de corrupcción (y otras muchas que me dejo en el tintero) este año se unen otras cintas de nombre estival como El verano de Sangailé o Un amor de verano ...y no hemos termnado, porque hoy hablamos de El verano de May.
May, una escritora afincada en Nueva York, regresa a su Jordania natal para preparar su boda mientras espera que su futuro esposo se reuna con ella en unas semanas. Sus hermanas, madre y demás familia la reciben con cariño, pero muchos no ocultan el disgusto que les provoca que su prometido sea musulmán, a lo que se unen otros conflictos sentimentales (el divorcio de los padres 8 años antes tras el que él se caso con una mujer de la edad de sus hijas) y profesionales (el despido de una hermana y el abandono de los estudios por parte de la otra o el mismo vacío creativo de May) que harán que en la inminente novia, mientras se reconcilia con una familia y cultura de la que ha estado separada durante años, empiece a dudar...
Drama con toques de comedia El verano de May nos cuenta la historia de una joven moderna e independiente que, en un momento tan crítico como es la preparación de una boda (y sin la presencia del novio, ocupado dando clases en Nueva York), se reencuentra con una familia inmersa en sus propios conflictos personales, algunos enraizados desde hace mucho tiempo (las consecuencias del poco amistoso divorcio paterno) y otros fruto de sus propias opciones personales (la tendencia a irse de la lengua de la hermana o las hondas creencias cristianas de la madre, que chocan con las de un novio al que todavía ni) conoce.
El verano de May es una cinta con una premisa dramática, pero presentando un drama suave, con más reproches y dudas que hondos problemas, de esos que pueden hacernos empatrzar ligeramente con sus protagonistas pero sin derivar en una tragedia de esas mayores qeu la vida misma al presentarnos principalmente los problemas de un grupo de mujeres en prácticamente todas las etapas de la relación amorosa (madre divorciada, una hija a punto de casarse, otra que acaba casi de conocer a su novio y otra completamente soltera).
Sin mucho lugar para el exotismo que podría propiciar el contraste entre la Nueva York donde habitualmente reside la protagonista y la Jordania donde planea casarse la película se permite ligeros apuntes como las reacciones de los viandantes ante esta haciendo running o las escenas de la piscina donde celebra su íntima despedida de soltera, asi como encuentra contados momentos para la comedia con incluso toques físicos (el Jesucristo de cartulina, el regalo de la despedida) pero se ciñe en su práctica totalidad a los mecanismos más dramáticos, si bien nunca alcanza una catarsis total en una cinta que trata principalmente sobre un momento de transformación personal, aunque se permite más de una pincelada (el secreto de la madre, el despertar en el desierto...).
El verano de May es un a cinta protagonizada por un buen elenco de actrices y con algún rostro conocido entre su reparto que deja ese sabor agridulce de los dramas de desarrollo clásico con mimbres familiares, pero que no consigue asombrarnos en demasía con una trama cuyo desenlace entrevemos y cuyo desarrollo nos deja una ligera sensación de déjá vu, si bien si logra mantener el interés del espectador durante la totalidad de su metraje. 
Drama de mujeres con un sutil aderezo de humor El verano de May llega a las pantallas españolas el 5 de agosto

martes, 19 de julio de 2016

HAZTE CON ALGUNO

Entre el verano, la solana y demás parece que quedan ganas de poco...pero el móvil siempre parece ser una excepción...la bomba ha llegado los últimos días eon el juego de Nintendo Pokémon GO. un entretenimiento para móviles que permite cazarlos en el mundo real para luego entretenerlos y enfrentarlos....como amantes del séptimo arte solo se nos podía ocurrie esto... ¡que lo disfrutéis!


lunes, 18 de julio de 2016

CON PICO Y BARRENA

¡Volvemos sl hoyo! A pesar de no ser precisamente glamuroso pocos lugares hay tan cinematográficos como una mina, del drama (En tierra de hombres...) al terror (Beneath, Un San Valentín de muerte), dejando quizás un agujerito (y nunca mejor dicho) en el caso de la comedia. Sin enbargo hay ocasiones en las que hay lugar para un poquito de todo y ese es el caso de La mina (The night Watchman).
Jack, tras salir de la cárcel, vuelve a la casa paterna donde todavía viven su mujer e hijo, sordomudo, y su hermano, el pastor de una pequeña comunidad. Antiguo pueblo minero sin embargo la mina permanece actualmente cerrada y ha pasado por donación a ser propiedad de la iglesia, de modo que Mike logra que su hermano consiga el puesto de guarda nocturno, para evitar los frecuentes robos de maquinaria. Mientras intenta recuperar el cariño de una familia que se ha cansado de esperarle Jack comenzará a pasar sus noches en el abandonado recinto pero a medida que pasa el tiempo empieza a sospechar que la mina oculta algo más, debido a los extraños sonidos y sucesos que empiezan a tener lugar con frecuencia, algo cuyo origen desconoce pero que consigue aterrarle hasta la médula.
Con un comienzo de género, de esos que suelen abrir una historia de auténtica pesadilla, La mina es sin embargo un curioso híbrido de drama sentimental y cinta de terror.
Ambientada en la América profunda, en la que no faltan ni el predicador riguroso ni la caravana destartalada  ni el banjo en el porche, la película desgrana poco a poco el pasado de Jack, un hombre que tras una estancia en prisión (el motivo no lo conoceremos hasta casi el final) vuelve a su antiguo hogar dispuesto, no sin dificultad, de sus antiguos demonios, unos dolorosos sucesos que han minado su situación  personal y familiar.
Esta dramática trama, en la que parece sentirse más cómoda el elenco protagonista, sin embargo se verá salpicada durante esporádicos momentos del metraje, así como en su principio y final, por una terrorífica historia de esas a las que invita un lugar tan siniestro como una mina, lugar también de osucro pasado (tanto por las muertes que han tenifo lugar en ella como por la continua sensación, como afirma uno de los personajes, de que el mismísimo diablo puede ocultarse tras cada esquina).en el que tendrán lugar una serie de sucesos misteriosos que explicarán tanto la críptica escena de apertura como conducirán a un perturbador final (que aquí no desvelaremos) en el que no faltan elementos que resultarán familiares a más de un fan del género.
Sin embargo la cinta parece no queres decidirse en ningún momento por uno de los dos campos. Con buenos miembres y elementos tanto para el drama como para el horror sin embargo el desarrollo queda ligeramente en tierra de nadie al presentar dos universos distintos que no acaban de contaminarse y en el que hasta se permite la entrada de algún género que parece chocar todavía más con estos como es el caso del musical (no faltan canciones y todo hay que decirlo, bellamente interpretadas), y que contribuyen a lastrar quizás demasiado el ritmo de la película.
La mina es una obra de cuidada puesta en escena y fotografía, que sabe jugar con los contrastes de sus particulares escenarios e iluminación (como la muy llamativa luz roja del ascensor que baja a las profundidades de la tierra). así como regalarnos unas buenas interpretaciones por parte de sus actores ( en especial un Jimmy Shaw que lo clava en su papel de severo predicador con más fisuras de las que parece demostrar en un primer momento) pero en ningún momento consigue arratrarnos debido a su baile de géneros, tal vez excesivamente melodramático para los aficionados al terror (a los qu si satisfarán sus minutos finales y algún guiño simpático como el de la silla) y demasiado terrorífico para los que busquen un drama al uso.
Compleja mezcla de géneros sin definir entre el drama rural y el survival La mina (The night watchman) llega a los cines el 29 de julio

viernes, 15 de julio de 2016

BALADA TRISTE

Muchas veces hemos hablado de cine y cómic, de cine y literatura...incluso de cine y deporte, pero todavía nos hemos dejado algún binomio de relevancia en el tintero. cine y música. y no solo hablamos de bandas sonoras, algunas tan memorables que ya están grabadas a fuego en nuestro cerebro, sino de esas historias reales de músicos que han dado para cintas como Ray, La vida en rosa o Amadeus, historias tan sorprendentes que quedan parejas a las biografías de músicos de ficción (bueno, alguna se sale de la norma, como el muy recomendable falso documental This is Spinal tap!....imprescindible). Entre estas historias de no ficción llega Miles ahead.
Miles Davis, trompetista y prolífico músico, está aputo de volver con su nuevo disco tras cinco años de silencio. Sus días trascurren tranquilos entre el consumo de drogas y los recuerdos de su gloria, todavía no extinta. Un día de tantos un hombre llama insistentemente a su puerta: es un reportero de la revista Rolling Stones, y no está dispuesto a marcharse sin la entrevista que le ha pedido la productora del futuro disco. Será el comienzo de unz extraña relación en la que la cinta original de la última oba de Miles adquirirá un papel muy especial, y que abrirá todo un torrente de recuerdos en Davis sobre su esposa Frances.
Biografía del mítico Miles Davis la película abre con el motivo recurrente de la entrevisa, en la que su protagonista deja desde el principio muy patente lo difícil de su carácter, para sumergirnos en la vida de un músico que se mueve constantemente entre el presente (1979) y su pasado.
Tomando como punto de partida una tocambolesca trama en torno a la cinta que contiene la música original del disco que está a punto de editar Columbia, tras la que van muchos (desde el dueño de la misma a ese periodista que se mueve entre la amistad y el interés pasando por algún producotr sin apenas escrúpuos), y que Miles no piensa entregar hasta que no estime oportuno, la cinta nos remite continuamente a un pasado en el que, además de esbozar la descripción del método de trabajo de Miles, se centrará básicamente en la vertiente más sentimental de su biografía, para contarnos la tortuosa historia de este y su esposa, una hermosa bailarina que lo dejó todo por él para enfrentarse a demonios tanto propios como ajenos.
Con una hermosa banda sonora a la altura del tema y una cuidada dirección artística la película sabe hacer un elegante uso del montaje tanto visual como sonoro (elemento que usa de manera muy inteligente como en la pelea en la que los gritos se trocan or música), regalándonos un buen puñado de originales transicines a la hora de llevarnos del presente al pasado y viceversa, algunas irreales (la puerta del ascensor), otras en forma de paralelismo (la caída), pero que atudan a dotar de ritmo una historia con un presente casi anecdótico (de modo que acaba transformándose en un entretenídisimo thriller en los que no faltan elementos del mejor cine negro, como la escena ambientada en el combare de boxeo), destinado a mostrarnos ligeramente la apreciación de la figura de Davis por sus coetáneos, y un pasado más doloroso que ha dejado una mella indeleble en el protagonista.
Miles ahead es una película coun buen plantel de actores, entre los que destaca un Don Cheadle que aquí se convierte en todo un Juan Palomo (protagonista, director y guionista) y que se esfuerza notablemente en recrear la figura del músico (atención a su curtida voz en la versión original), pero en la que todos resultamente gratamente naturales en una cinta entre el drama sentimental y la locura con inceladas de thriller.
Una película entretenida y de buen ritmo que no podemos considerar una biografía al uso, y que deja tantas lagunas en la historia de la vida del artista como aspectos explora (como en esa biografía ceñida casi a cinco frases y que cuenta al periodista casi al principio de la trama), pero que deja el buen sabor de boca de los dramas clásicos.
Biopic atípico tanto en forma como en modo Miles ahead llega a las pantallas españolas el 29 de julio

jueves, 14 de julio de 2016

LA LIGA DE LOS ZAPATILLA EXTRAORDINARIOS

En pleno huracán de superhéroes, tras las correspondientes de Batman y el Capitán América y a un pestañeo de que llegue el Escuadrón suicida casi nos puede parecer extraño hablar de tebeos que no sean americanos, y nunca mejor dicho: tebeos. Y eso que si bien las cintas dedicadas a nuestros dos queridos merluzos calvos, Mortadelo y Filemón, hemos podido ver también cintas tan arriesgadas como estimulantes como El gran Vázquez y otras que se apartaban notablemente de su original como la reciente Anacleto... pero además ha llegado el momento de la vuelta de dos personajes más que clásicos, hoy hablamos de Zipi y Zape y la isla del Capitán.
Tras un intento de robo en una juguetería que acaba desencadenando un voraz incendio los medios de comunicación culpan de las travesuras de los hermanos Zipi y Zape a sus padres. Castigados sin tele, sin bicicleta y sin cualquier diversión imaginable sus progenitores resuelven además privarlos de las vacaciones de Navidad, marchando en familia a pasar unos días en una isla en la que vive un editor que parece interesado en publicar la novela de Don Pantuflo. Sin embargo el lugar parece inhóspito y casi desierto y pronto acaban perdidos en una terrible noche de tormenta. Por suerte lograan encontrar una gran casa y een ella son acogidos con gran amabilidadpor su dueña, la señorita Pam, una adinerada amante de los libros y los niños que regenta un orfanato. La sorpresa llega cuando a la mañana siguiente Zipi y Zape descubren que sus padres no están y Pam les confiesa que sus padres,  hartos de esforzarse, los han dejado allí, algo que hace recelar a Zipi. 
Cinta de aventuras que troca el internado de la primera parte por una isla misteriosa en toda regla Zipi y Zape y la isla del Capitán adopta un esquema clásico que, salvando las distancias, nos remite a cintas como El secreto de la pirámide, para contarnos la nueva gran aventura de los hermanos Zapatilla, una odisea que nuevamente los arranca de sus territorios comunes para sumergirlos en una trama llena de misterios.
Secuela de Zipi y Zape y el club de la cánica la cinta es, al igual que su predecesora, una fábula moralizante que ensalza el valor del amor filial (una frase que dicha así parece sacada de algún discurso de Don Patuflo, y eso que en esta nueva encarnación ha abandonado la filatelia y la colombofilia por la escritura de novelas), a pesar de las regañinas, las imposiciones y las reglas, y lo hace en medio de toda una rocambolesca trama en la que no faltan ni gorilas inteligentes ni increíbles vehículos a lo Julio Verne.
Dotada de un impecable diseño de producción y unos efectivos efectos especiales la cinta tiene un buen puñado de aciertos como la inspiración, revelada desde el primer momento en que la familia atraviesa las puertas de la mansión de la señorita Pam, en un buen puñado de personajes de libros clásicas, principalmente el Peter Pan de Barrie (otros más velados hasta el tramo finalcomo Sherlock Holmes) que condicionarán la estética de toda la película. 
Pero en medio de una trama con un buen arranque y un misterio que se desvela pronto (el paradero de los padres de los hermanos) y en la que encontramos elementos tan agradecidos como la secuencia de animación que revela el pasado de Pam (de diseño sencillo pero más que adecuado) la cinta parece perder fuerza con un sentido del ritmo irregular y algún elemento que, por banal, no resulta menos chirriante (la referencia a esa bola de nieve casi salida de Ciudadano Kane, unos diálogos con expresiones un pelín pasadas de rosca -solo falta el Diga melón- o esos uniformes, deudores del tebeo original, pero que constituyen la versión marinera del de la primera parte).
Zipi y Zape y la isla del Capitán es una cinta de corte infantil, de esas que satisfacen más a los niños que a los adultos, en parte por su particular sentido del humor, si bien goza de algunos elementos impagables como esa auténtica robaescenas que es Sor Enriquetala dulce monja canora con ligeros episodios de problemas de control de la ira (y que parece un elemento discordante frente al resto de los personajes, pero que nos deja algunos de los mejores momentos de la cinta), pero que constituye una fórmula más que correcta para constituir un entretenimiento de calidad para los espectadores más jóvenes, a los que incluso puede les despierte cierta curiosidad por conocer los personajes literarios a los que se hace referencia.
Aventuras fresquitas para una tarde con los más pequeños en el cine, Zipi y Zape y la isla del Capitán llega a la pantalla grande el 29 de julio

miércoles, 13 de julio de 2016

LA VERBENA DE LA ENCANTADORA

Hace un añito, más o menos, hablábamos por estos lares de un particular y grato restreno, el de El mundo sigue, una oscura y desarmane película maldita que, tras un estrno fugaz décadas antes, volvía a los cines con la cara lavada para sorprender a propios y extraños. Sin ser una costumbre (todavía) este año vuelve otra película de Fernando Fernan Gómez que, sin ser tan oscura, no tuvo una gran distribución en el momento de su estreno, hace 40 años, y que por aciagas casulidades de la vida, llega como inesperado homenaje a su protagonista, fallecida esta semana. hablo de Emma Cohen y de la película ¡Bruja, más que bruja!
Juan deja su pueblo para ir a la mili y justo antes de marcharse le pide a su novia, Mariana, que le espere. Pero a su vuelta Mariana se ha convertido en su tía tras casarse con Justino, tío de Juan y rico terrateniente. Sin embargo ella sigue enamorada de Juan y para colmo su marido solo puede pensar en que Mariana le de un hijo, sin importarle si para ello le ayuda Dios, mediante unas aguas milagrosas, o el diablo, a través de una hechicera del pueblo. Pero esta misterioss mjer simepre se ofrece al mejor postor y se muestra dispuesta a ayudar a los jóvenes amantes, de tal modo que Mariana finalmente queda embarazada...de Juan, poniéndolos a todos en una encrucijada.
Curiosa agrozarzuela u opereta rural ¡Bruja, más que bruja! es una ácida comedia poco ejemplarizante pródiga en números musicales que nos cuenta una historia que conocemos bien, la de un particular triángulo amoroso en la que dos jóvenes enamorados buscan el modo de hacer que triunfe su amor frente a un matrimonio infeliz.
Tremendamente surrealista, con unas continuas rupturas de la cuarta pared que van desde su arranque (el cartel que invita a que el espctador ni se sienta identificado ni imite las acciones de sus protagonistas) hasta su mismísimo desenlace (la despedida de la orquesta) la cinta hace una divetida reflexión sobre los asuntos de honor sin renunciar a los elementos que le granjea su ambientación rural, desde los animales propios de la granja (el "coro" de gallinas, las incitantes escaramuzas nocturans de los burros) hasta sus rincones más típicos (la plaza del pueblo, fuente incluida, que da hasta para un número coral), pero usando el inesperado formato del musical.
Así en medio de un buen puñado de escenas propias de la comedia con algún ribetito "S" (mucha escena picante y un únidco desnudo) en las que no faltan ni los gags visuales (la caída del hombre con muletas que se obstina en copiar los pasos de baile de los demás...) ni algún chiste inesperado (el rostro del hijo de Mariana...que no deja lugar a dudas de quien es su padre...dejemos que el público lo descubra...y por suuesto la escena del "descasamiento") nos encontramos un buen número de canciones de lírica interpretación en los que los personajes manisfiestan desde su tristeza (el dolor cuando la protagonista, ya casada con Justino, ve regresar a su antiguo amante) a la alegría (con buenas dosis de humor negro, como en la canción sobre que harán si el tío finalemnte muere), y que por su composición no desentonarían en alguna zrzuela, sin faltar las interpretaciones de gruo ni los números coreografiados.
Pero si hay algo que da coherencia a una fórmula tan arriesgada como esta son su magnífico elenco de actores, tanto protagonistas como unos secundarios que se convierten en auténticos robaescenas com Rufa, la ultrareligiosa y prácticamente omnipresente criada  amante de la formalidad y el látigo, o la bruja que da título a la cinta, una Mary Santpere capaz de dar carpetazo a la trama con todo un antideus ex machina.
¡Bruja, más que bruja! es una comedia atípica, una auténtica locura que dota a una historia común de un inenarrable envoltorio de esos que mueven más a la carcajada que a la leve sonrisita, y que demuestran que hay un buen puñado de obras casi desconocidas dispuestas a enseñarnos la otr cara del cine español.
Tsn delirante como divertida, una auténtica rareza a descubrir ¡Bruja, más que bruja! regresa a las salas de cine el 15 de julio.

martes, 12 de julio de 2016

TELÉFONO TU CASA

Como adoradores del cine todos tenemos pecadillos cinematográficos, lacras o placeres culpables que a todos nos asusta un poquito confesar. Como ya cuentan veinte años creo que ya puedo contar que el año 1996, años antes de que cualquiera se bajara las películas de internet a cascoporro, pasé tres veces por taquilla para ver Indepence day, una malsana acción entre el morbo (toma explosiones )  y la hormona (sí, confieso que para mí ha sido, y todavía es, un mito erótico Jeff Goldblum...a moscas y parques jurásicos me remito). Todo un pecado de juventud cuyos ecos este verano vuelven a resonar por la gran pantalla...porque por supuesto hoy hablamos de Independence day: Contrataque.
 Veinte años después del intento de invasión por parte de malvados alienígenas la tierra vive un período de gran prosperidad y paz total, gracias a los avances creados a partir de la tecnología extraterrestre. Pero justo el día en que se celebra el aniversario de la gran victoria una impresionante nave, todavía más grande que la anterior llega al planeta tierra dispuesta a lograr lo que no pudo la primera avanzadilla. Los supervivientes de la anterior batalla y toda una nueva generación se unirán para combatirlos con todos los medios a su disposición.
Continuación estricta de la Independence day original y contando con la práctica totalidad del reparto original (hasta Will Smith sale...aunque sea en forma de póster y de su personaje, mujerto entre ambas partes se habla bastante...aunque siempre queda alguno que apenas sale para morir horriblemente) la película constuye la nueva crónica de otra invasión alienígena, solo que esta vez (como los mismos personajes se obstinan en repetir) todo es muchísimo más grande (hasta nieveles exagerados) y por ende mucho más chungo en una batalla en la que sin embargo los humanos cuentan, merced al pirateo de tecnología extraterretre, de un armamento muchísimo más potente.
Nos encontramos ante una cinta que prácticamente calca el esquema de su entrega previa (y que por supuesto deja la puerta abierta para hipotética secuelas...y es que si algo da pasta da pasta) solo que introduciendo su trama principal con mucha mayor celeridad, asumiendo que ya conocemos a los personajes que repiten (esto es, la mayoría) y haciendo que los nuevos (o más bien EL nuevo, el novio de la hija del anterior Presidente de los EE.UU, un impetuoso piloto que parece recuperar el espíritu del personaje de Will Smith) sea definido por su relación con los otros jovencitos de la saga, en aquel entonces unos niños, y con los que parece establecer un amago de triángulo amoroso de esos tan en boga últimamente, y en una réplica de la relación entre los personajes de David, su mujer y el presidente en la primera parte (puñetazo incluído).
Con ramalazos nada discretos a Encuentros en la tercera fase (los dibujos...) o 2001 Independence day 2 es una película en la línea a la que nos ha acostumbrado su direcotor, rica en pirotecnia y destrozo de edificios, aunque sin la fascinante carga icónica de su primra parte (esa Casa Blanca estallando tras la misteriosa cuenta atrás sigue siendo un momento memorable), aunque se permita incluso alguna ligera ironía (ese "les gustan los edificios emblemáticos", incluso con algún momento que parece remitirnos más a otra de las películas de su autor, 2012 (con tsunamis y todo), y sin el menos interés por esbozar una ligera carga psicológica en unos personajes que casi nos presentan a puñados (la tripulación del barco, los niños del autobús). A ello se suma además un irregular sentido del ritmo que no favorece a una cinta que pierde muchos enteros con frases casi calcadas de un original al que jamás parece perder de vista, con planos casi calcados de grandes y amenazantes sombras (y con coñita respecto a Encuentros en la tercera fase incluída,... al igual que en la primera), pero con menor sentido del humor e incluso de la aventura, algo que perjudica profundamente su papel de blockbuster veraniego.
Independence day 2 es una película tópica, sí, igual que su primera parte pero ni consigue asombrarnos con unos efectos especiales que tienen una ventaja de veinte años (cosa que sí pasaba en el 96), ni consigue crear un resultado tan bizarro como diverido como su primera parte, y muchas veces esa capacidad de diversión en lo único que se pide a una cinta para disfrutar en verano con el aire acondicionado del cine a tope.
 Independence day ya no es lo que era..una lástima para una saga con un arranque emblemático pero cuya segunda parte se torna una +más en el maremagnum de la ciencia ficción. Los años no pasan en balde...ay.

lunes, 11 de julio de 2016

LA PENÚLTIMA CENA

Aunque muchos nos dejemos hipnotizar por un Desayuno con diamantes y alguno provocar por El almuerzo desnudo quizás la más cinematográfica de las comidas sea la cena, algo que da para mucho desde su vertiente bíblica a la más terrorífica (como en la reciente The invitation) pasando por los cientos de cenas tománticas con velas que tanto le gustan al séptimo arte. Sí, la última comida del día da para mucho y en torno a un puñado de ellas se relacionan los personajes de El espejo de los otros.
El cenáculo es un restaurante muy especial. Tras una puerta anodina se levantan las ruinas de una impresionante catedral cuya cubierta ha desaparecido y en la que solo se da una cena por noche a una única mesa, con exquisitos manjares y bebidas y acompañada por la música de una orquesta. Noche  tras noche los grupos más heterogéneos hacen su reserva para la que suele ser una noche muy espcial, para hablar de la vida y la muerte, de amistad y dinero, de amor y dolor...y el fin de cada velada puede marcar incluso la existencia de más de uno.
Película coral El espejo de los otros, un título con ribetes borgianos como se explica brevemente en uno de los diálogos de la cinta, nos cuenta cinco historias en torno a cutrao grupos de comensales y una última sobre los dueños del estableciemiento que revelan cinco caras distintas de las emociones humanas con desigual resultado.
Con la curiosa premisa de la particular política del restaurante, un entorno tan fascinante como deccadente, más rico en luces que en sombras y con una dimensión casi operística en el que se ambienta la práctica totalidad de la película (con la salvedad de un par de interludios en la casa de la dueña y un parque cercano) la película adopta cierto aire teatral, con sus cinco historias de personajes cuya psicología va marcando el ritmo de la cinta, un ritmo irregular como suele ser tónica en las cintas de episodios (cada cual tendrá sus favoritas aunque yo francamente me quedo con dos de las centrales, la de la cita a ciegas - y nunca mejor dicho- y la del trío de amigas) pero que en ningún momento cercena nuestro interés por conocer el particulardesenlace de cada historia, alguna con más de una sorpresa.
Con cierto aire malsano y melancónico, y con su particular rinconcito para alguna pincelada surrealista (la llegada en helicóptero, la visión en el inexistente techo) y la poesía (la conclusión de la segunda historia...) la película es una original propuesta que sin embargo en algunos momentos el resultado de cada historia puede parecernos desigual tanto en clima como en intensidad, variando notablemente su dimensión catárquica, algo realmente importante en una cinta de este tipo.
Pero quizás lo mejor de esta cinta sea su reparto, un grupo de actores que sabe moverse naturalmente en un ambiente y situaciones antinaturales, entre la emoción y la decadencia, y haciendo que incluso escenas que puedan resultar relativamente absurdas en un primer momento (el feroz casi interrogatorio sentimental de la cita a ciegas) estas poco a poco se justifiquen, tanto por su argumento como por las reacciones de estos.
El espejo de los otros sin duda es una propuesta llamativa, que nos puede hacer pensar en algún superéxito del cine argatino como  Relatos salvajes pero de cuyo resultado difiere notablemente tanto en espíritu como en estilo, aunque durante todo su metraje podemos disfrutar de un buen puñado de perlas de humor negro de calada muy distinto al de la nominada al Óscar. Una película de diálogos chispeantes y algún personaje realmente memorable pero que nos deja una ambigua sensación en su conjunto, pero que sin duda gustará tanto a los fans del cine argentino como a aquellos que disfruten de los dramas originales con un puntito de locura.
Buen reparto para cinco historias de dimensión puramente emocional El espejo de los otros llega a los cines españoles el 9 de septiembre

viernes, 8 de julio de 2016

EL NOMBRE DE LA ROSA

En medio y más allá de las fábulas tradicionales, esas que nos han encandilado de pequeños, siempre hay y habrá un buen puñado de clásicos que después de la infancia han acompañado a muchos durante su adolescencia y madurez, pero a la hora de llevarlos al cine algunos se convierten en sagas para adolescentes como en los casos de Blancanieves (Blancanieves y la leyenda del cazador) o, sin ser estrictamente un cuento de hadas Alicia ( cuya última entrega todavía campa por nuestros cines). Entre los maás queridos, uno que a muchos seguramente les está viniendo a la mente, es tan icónico y delicioso que sin duda cuesta sacarle punta... pero una película llega para intentar demostrar lo contrario...hoy hablamos de El principito.
Después de que su hija falle en la entrevista para  entrar en la prestigiosa academia Werth su madre decide que se muden a una casa próxima a la misma para lograr su acceso a través de las plazas para habitantes de la zona. Estimulada por su madre, que le diseña un esticto plan de estudios para que se prepare durante el verano la niña se pone manos a la obra, pero pronto sus estudios son interrumpidos por una explosión proveniente de la casa vecina, habitada por un anciano estrafalario que intenta arreglar una avioneta. Si bien lo primero que hará esta es llamar a la policía por la noche el anciano intenta disculparse enviando un avión de papel a través de la ventan de su cuarto, y en el el comienzo de una historia sobre un principito que solo necesitaba un amigo...será el comienzo de una extraña amistad entre la joven estudiante y el anciano aviador en la que este seguirá contándole la increíble historia del niño que vivía en un asteroide solo con la compañía de una rosa.
Nueva visión e interpretación de ese clásico de la literatura que es El principito de Antoine de Saint-Exupery la película fusiona dos historias distintas, por un lado la de la amistad entre niña y aviador, y por otro la historia del Principito propiamente dicha, que el anciano cuenta a la niña partiendo de los dibujos del libro original, y dando lugar a una fusión sorprendente.
Así la película nos cuenta por un lado una historia completamente nueva, una historia ambientada en el presente en animación tridimensional y con una paleta principalmente de colores apagados, y por otro lado el clásico que bien conocido con un curioso acabado mucho más luminoso que se mueve entre la stop motion y la animación tradicional (los distintos corderos), y que toma como base las tan conocidas ilustraciones de Saint-Exupery, logrando crear una increíble y cuidada atmósfera que sorprenderá a los fans más acérrimos de la animación.
Nos encontramos ante una película de una belleza apabullante, rica en matices simbólicos (la eliminación de las estrellas con la aspiradora, la colección de bolas de nieve con fríos rascacielos dentro:..) y llena de acertadas elecciones estéticas (el final ante el gigantesco globo de nieve lleno de estrellas) al servicio de una historia que sabe tratar con mimo los profundos temas del libro original , peo que además sabe dar un paso más allá gracias a la elección de una protagonista de fuerte carga empática y un nuevo final, aun dentro de los terrenos del cuento (con los personajes del libro y alguna concesión a la galería como el revivido zorrito de trapo) y con fuertes cargas de fantasía, ayuda a dar una nueva dimensión a un tema tan delicado como la importancia de la niñez y la inocencia. y lo logra sin infantilizar en exceso una historia que gustará tanto a los niños como a los adultos que con tal escusa se acerquen a los cines...y que se enxontrarán con una deliciosa fábula que, aun con tratameniento infantil, trata temas muchísimo menos infantiles de los que poría parecer en un principio.
El Principito es una película imagimativa, con una impecable banda sonora, terriblemente hermosa, de esas que saben tratar la fantasía con toda la seriedad que se merece, con personajes ricos en emociones humanas y un ingenioso lavado de cara que nos devuelve lo mejor del clásico, una película de esas que saben hacer disfrutar a un espectador que, como les suele pasar a muchos adultos, parece haber perdido esa capacidad de sorpresa que parece más fácil a través de los ojos de un niño.
Cuento para niños grandes y adultos pequeños El Principito llega a nuestras pantallas el 9 de Septiembre.

jueves, 7 de julio de 2016

REGRESO AL REGRESO

Tengo que reconocer que uno de mis subgéneros favoritos dentro de la ciencia ficción siempre ha sido el de los viajes en el tiempo, y da igual que sea hacia delante, hacia atrás o rizando el rizo hadia los lados (como pasa un poco en el Planeta de los simios o Seguridad no garantizada), pero reconozcamoslo, los generalmente infelices viajeros por estas lindes suelen ser conemporáneos o, en la más bella tradición del anuncio de detergente, del futuro, y quizás sea la idea de que gente del pasado se pases por nuestro distópico presente lo que da originalidad a una faceta que solo suele verse cuando trogloditas y otros seres antediluvianos se descongelan (lo que no es precisamente un viaje como se vió en El hombre de California)...estoy hablando por supuesto de los visitantes y suy nueva entrega Los visitantes la lían (en la Revolución francesa).
 +El noble Godofredo de Miramonte y su fétido sirviente Delcojón el bribón viajaron accidentalmente a la época del terror en plena Revolución Francesa. Juzgados por traidores pronto son enviados a una prisión en espera de ser guillotinados pero, tras conocer la muerte del Rey,  pronto logran huir, con el objetivo de devolver el trono al Delfín. Pero al llegar al castillo de la familia pronto descubren que este va a ser expropiado por el descenciente de Delcojón, un cabecilla revilucionario, mientras la familia de Miramonte se dispone a huir a Austria. Tomándole por un primo extranjero que viene a sacarlos del país sin embargo lograrán arrastrar a todo el clan a París, donde piensan ayudar al herdero al trono francés, pero una serie de equívocos hará que todo se complique y para colmo si no regresan a su época una extraña maldición les hará morir en breve.
Tercera parte de la saga iniciada con Los vistantes (no nacieron ayer) y casi 20 años después de su anterior entrega la película arranca del fin de la anterior para contarnos las nuevas andanzas de nuestros dos antihéroes en una época que les es tan ajena como les era el siglo XX.
Retomando un humor que juega con los continuos malentendidos fruto del viaje en el tiempo a una época en la que además de un clima en el que nadie parece estar a salvo (tanto como si se es noble como si no se es lo bastante revolucionario) se suma el hallarse en un período desconocido, sin las costumbres de su siglo XII original pero además sin las comodidades de un siglo XX que especialmente Delcojón añora (las preguntas sobre el cuarto de baño), y que aumenta si cabe los equívocos.
Los vistantes la lían es una comedia completamente disparatada, en la que no faltan ni los gags visuales (la increíble peluca menguante) ni los verbales (la fijación por repetir Hurra...y su coletilla) pero además con una especial obsesión por el humor marrón al que ya nos acostumbrron las anteriores entregas, con su correpondiente ración de chistes escatológicos (el empleo del estiércol), pero queizás habría ganado unos cuantos enteros si además de para definir a sus personajes hubiera sacado más miga al un período histórico más que jugoso en posibilidades. Y es que aunque no carezca de referencias casi todos los chistes parecen recaer en el siempre inmerso en la bañera Marat y, con menos sangre, en el impertérrito Robespierre, y dejan al espectador amante de las coñas históricas de más.
Los visitantes la lían es una película con un gran diseño de producción pero con inclinación por el humor grueso, que sabe retomar bien la historia de sus protagonistas, con unos actores que siguen estando en su salsa, (con una idea tan buena para justificar el largo lapso transcurrido desde las primeras como decir que, fruto de la maldición ambos envejecen 10 años por cada semana transcurrida fuera de su época) y que nos deja un final abierto con una premjisa realmente prometedora (que aquí no desvelaremos pero espero no dejene en el tintero), y que sin duda divertirá tanto a los seguidores de la ya saga como a aquellos con ganas de un humor sin reparos ni concesiones, aunque quizás a más de uno le deje con ganas de un poquito más de acidez en medio de tanto equívoco vistas las posiblidades
El lado oscuro de la historia con mucha sorna y escatología Los vistantes la lían (en la Revolución francesa) se estrena el 19 de agosto en cines.

miércoles, 6 de julio de 2016

SOÑANDO A LO GRANDE

Los primeros amigos, los amigos de la infancia siempre han sido un gran tema para una buena película, ya sean imaginarios (Algo que no es patrimonio exclusivo de los niños, o si no que se lo digan a El invisible Harvey) o reales, pero hay muchas veces que se cruza esa fina frontera al ser este particular amigo un ser de otro mundo como sucedía con el pequeño extraterrestre de ET ...y para gran parte de su equipo esta sigue siendo una fórmula más que golosa por lo que muchos repiten en Mi amigo el gigante.
 La pequeña Sophie vive en un orfanato y durante sus noches de insomnio lo recorre con la única compañía del gato de la casa. Una noche este salta por la ventana y al asomarse para ver que hace atisba en la oscuridad un ser gigantesco, pero este se da cuenta de que le han descubierto y la lleva con él. A grandes salto llegarán al país de los gigantes, donde él es el más pequeño y además el único que come verduras en lugar de personas, como sí hacen sus emormes compañeros que prácticamente le doblan en estatura. Desconfiados en un principio y temerosos de que  los otros gigantes descubran la presencia de lo que para ellos es un tierno bocado sin embargo poco a poco niña y gigante se hacen amigos, y sobre todo cunado este le cuenta a que se dedica: es un cazador de sueños, y Sophie no desea más que ayudarlo.
Fábula infantil sobre el valor de la amistad y el poder mágico de los sueños la película se basa en el libro de Roald Dahl El gran gigante bonachón (autor cuyos libros han dado pie a éxitos cinematográficos como Charlie y la fábrica de chocolate) y supone el retorno de Steven Spielberg al cine infantil tras un puñado de filmes de corte histórico.
Con una ambientación que, aunque en realidad resulte una falsa impresión (encontraremos teléfonos e incluso helicópteroe), nos remite a los cuentos de corte victoriano, inmersa en un Londres monumental que dará paso al más agreste país de los gigantes, la película nos presenta a una protagonista resuelta y curiosa que se encuentra con un ser sobrenatural con el que en un principio no parece conectar y cuya relación resultará el eje de todo el metraje, uniéndose tanto por su carácter de inadapatados (ella una huérfana solitaria, él un gigante minúsculo acomplejado por unos compañeros de especie que se comportan como auténticos abusones) como por ese fantático oficio de cazador (y casi proveedor) de sueños que cambiará el destino de sus protagonistas.
Mi amigo el gigante es una película de cuidada factura, con una elegante banda sonora y una cuidada dirección artística que se funden con un apartado visual que nos deja imágenes tan hermosas como la de la fusión de sueños (cuyas sombras vemos en la pared) o la huída del gigante de Londres con la terrorizada Sophie mientras se oculta de testigos indeseables, y que quizás sea la mejor escena de la película, revelando la buena mano de su creador.
Pero Mi amigo el gigante también es una película que gradualmente pierde su ritmo y que abusa en exceso de elementos demasiado literarios (la narración del sueño de la llamada telefónica, con su miguita patriotera incluída), revelándose pronto como un producto excesivamente infantilizado, y no de ese modo que tienen algunas obras que hacen disfrutar tanto a nuños como a mayores, sino como cinta destinada a un público de corta edad, que seguramnte disfrutará más con sus chistes de humor grueso (las flatulentas consecuencias del consumo de la bebida de los gigantes, que acaban haciendo mella en la corte de la Reina, perretes incluídos) que su adulto acompañante que no puede más que quedarse bastante perplejo.
No entraré en cuestiones repecto a la fidelidad de la película al libro original, material que conozco más de oidas que por lectura directa, pero Mi amigo el gigante supone un cuento correcto, que no memorable, y que salvan los atisbos visuales del buen filmar de Spielberg y una protagonista que sabe actuar con naralidad ante un ser antinatural (del aspecto visual de este y otros gigantes hablarmos en otra ocasión, pero chirrían tremendamente en la retina de un espectador que ha sabido disfrutar sobremanera con el buen trabajo con los efectos especiales que suele acompañar a las obras de Spielberg), pero que no dejará la pátina indeleble de otras fantasías que nos hiceiron soñar más que , irónicamente, las hermosas presas de ese bonachón gigante.
Para completistas y niñoa deseosos de fantasía Mi amigo el gigante se estrena el 8 de julio en las salas comerciales

martes, 5 de julio de 2016

DEBAJO DEL COLCHÓN

Aunque siempre tiene que saslir el listo con la coletilla de "no da la felicidad"  el dinero es uno de esos elementos que mueven el mundo y pocas pruebas mejores hay de ello (aparte de las evidentes) que nuestro amigo el séptimo arte, en el que le han dedicado desde canciones (el clásico Money money ) a odiseas entre divertidas y crueles en busca de tesoros escondidos o enormes premios en metálico. Pero en los últimos años las cosas se han puesto incluso un pelín más ácidas, con ese dinero intangible que mueven la banca y la bolsa en películas tan recomendables como la descorazonadora  Concursante o La gran apuesta. De estos polvos y sus aterradoras consecuencias llega Money monster.
 Money monster es un program de éxito sobre economía. Mezcla de espectáculo, noticias y consejos financieros su presentador, Lee Gates, es toda una estrella mediática que consigue moveer grandes cantidades de dinero con una mera recomendación. Sin embargo su última apuesta por la inversión en las acciones de Ibis, una fuerte compañía, que tras meses de subidas se desploman espectacularmente en un día perdiendo 800 millones de dólares, van a traer una consecuencia más allá de lo monetario cuando un hombre armado entre en el plató y obligue a Gates a ponerse un chaleco lleno de explosivos. Su petición es sencilla: que el mismo le explique por qué ha perdido los 60.000 dólares que invirtió, y que lo haga el mismísimo pez gordo de Ibis...y ante cualquier negativa ante sus exigencias hará volar todo por los aires.
Thriller en tiempo real durantre su práctica totalidad Money Monster es una ácida reflexión sobre el anténtico poder del dinero en la aldea global en que se ha convertido el planeta y como puede cambiara cualquier ser humano.
Con una tensión latente que sabe mantener y dosificar durante todo su metraje la película, tras  introducir ligeramente su escenario y parte de sus personajes, nos presenta un potentísimo giro de guión que va a marcar toda la película, la toma como rehén de un carismático y ególatra economista por parte de un inversor capaz de cualquier cosa, y que rápidamente logra arrstrar a un espectador que ya ha conectado al menos levemente con los personajes de Clooney y Roberts (el del tercero en discordia, el secuestrador, lo iremos conociendo con más calma a lo largo de la película y con alguna sorpresita en la manga).
Nos encontramos ante una cinta con un gran sentido del ritmo que le sienta como anillo al dedo, que sabe como introducir una nueva variante en la ecuación en el momento justo (cuando parece que una premisa se agota no tarda en aparecer otra...como en la escena en la que Clooney solicita a los televidentes que compren acciones para recuperar los valores de Ibis y salvar su vida...con giro inesperado) y que guarda más de una bala sorpresa en la recámara (la reacción de la novia del lobo solitario), y que sabe introducir en su guión los adecuados giros cómicos que tan bien le sientan a una cinta con la acidez de esta, incluso hasta su mismísimo tramo final, (los memes sobre el desenlace de la toma de rehenes).
Pero además de por su ritmo, al que ayuda un eficaz montaje rico en elementos tomados del universo televisivo (lo mejor las pequeñas secuencias que muestran las reacciones de los espectadores del inesperado show), la película se sustenta y gana enteros gracias a las interpretaciones de sus protagonistas, desde una Julia Roberts que es la única que sabe mantener la cabeza fría en los moemntos más estresantes (la evacuación de los trabajadores) a un Jack O'Connell que sabe pasar con naturalidad de la rabia a reacciones casi infantiles pasando por supuesto por un un George Clooney que sabe ser tan estrella de la película como del ficticio programa que presenta, y que sabe hacer gala de su vertiente más carismática (incluso para los no fans...los otros ya vienen predispuestos), haciendo en el últim momento justo lo que el público lleva un rato pensando ( y que aquí no desvelaremos).
Money Monster es una película que sabe mantener el interés del espectador durante su breve hor ay media de duración, y que sabe resultar fresca con su gran arranque y un desarrollo a la altura, si bien quizás sus últimos minutos constituyen toda una concesión al star system que le resta parte de la acidez que nos ha regalado durante el resto de su metraje
Vibrante, crítica y muy, muy entretenida Money Monster llega a las pantallas el 6 de julio.

lunes, 4 de julio de 2016

VOLANDO ALTO

Hace no mucho hablábamos del verano y de toda la amigable fauna que trae con él. como por ejemplo esos alegres eccualos que de vez en cuando visitan nuestras pantallas (de medusas, mosquitos y domingueros varios ya hablaremos próximamente) pero la verdad el verano también puede ser un período de transición, una época de relajada reflexión frente a un futuro que parece abrirse en septiembre...y no hablamos solo de los cateados...es el caso de El verano de Sangailé.
Sangaile, una retraída adolescente, pasa el verano previo a su último año de instituto en la casa de verano de sus padres. Dirante una exhibición aérea a la que asiste como espectadora conoce a Auste, una extrovertida chica amante de la moda y la fotografía que la invita a tomar algo en la cafetería en la que trabaja. ^Poco después Sangaile acepta la invitación y pronto se une al grupo de amigos de Auste, con los que pronto hace buenas migas, pero poco a poco empezará a darse cuenta de que entre ambas ha nacido algo más y que Austé es la única persona del mundo con la que puede de verdad sincerarse.
Deama romántico protagonizado por dos jóvenes completamente antagónicas y con más de un secreto El verano de Sangailé es una fábula dulce sobre el paso a la madurez y el peso de las elecciones propias.
Escueta en diálogo (de modo que durante los primeros minutos de la cinta, tras una escena que por carecer carece hasta de música apenas sí oímos a las protagonistas, al igual que en los previos al desenlace), otorgando un peso mayor al apartado visual la película nos sedcuce con unas imágenes tan cuidadas como hermosas, jugando principalmente con una fría paleta de color, de las que las fotos realizadas por el personaje de Austé es una buena muestra.
Así todo el metraje se recrea en su pequeño universo, un mundo con una gran carga onírica (los vestidos de luces, las imágenes de la bañera) con incluso algún elemento surrealista (el hallazgo de la tenia), en el que tan importantes son el conjunto como los pequeños detalles (un hombro, un dedo...hasta los cadáveres de las moscas), arrastrando todos una ligera aura de fascinación que nos hace redescubrir el mundo igual que lo hacen sus jóvenes protagonistas, interpretadas con toda la naturalidad del mundo por las actrices que les dan vida.
El verano de Sangailé es una película sobre los sueños, o más bien sobre los proyectos de sueños, en la que sus personajes se hayan en un momento de sus vidas en las que parecen abrirse todas las opciones, a pesar de los momentos de ofuscación que les pueden llevar a tomar decisiones equivocadas, y en el que nada es fácil (por mucho que los adultos les pregunten con toda naturalidad que van a hacer en un futuro bastante próximo), una cinta que revela que, a pesar de las inclinaiones propias o el talento innato muchas veces para tomar el paso decisivo lo más relevante es tener un alma comprensiva al lado que entienda, o al menos pretenda comprender el estado anímico de la ora persona, y lo hace reflejado en esta historia de dos chicas que siendo totalmente diferentes en más de un sentido (es más, antes de comenzar su relación con Austé Sangailé mantendrá un escarceo amoroso con otro chico del grupo...en cambio el interés de la primera por ella se hará patente desde el primer momento) saben encontrar en la otra el escalón para cumplir unos deseos que a ellas mismas les cuesta emprender (la fascinación por el vuelo...).
El verano de Sangailé es una cinta de ritmo pausado, incluso excesivamente en su tramo final, pero que logra que en ningú momento perdamos el interés por la historia de la joven pareja, una historia con luces tenues y sombras ligeras, y que nos dejan una película tan delicada visualemtne como clásica en su desarrollo, un sueño tan real como hermoso.
Drama adolescente de elaborada factura El verano de Sangailé se estrena en las salas españolas el 8 de julio.