Translate

lunes, 15 de enero de 2018

VIDA EN VENECIA

Pocas ciudades hay tan irresistibles para los amantes de las artes como Venecia. Una ciudad atípica, permanentemente amenazada por las aguas pero constantemente dependiente de esos canales que la dotan de un aura romántica, en todos los sentidos, incomparable. Y si hay un nombre que es fácil asociar a la imagen de esta hasta para aquellos que no han estado nunca en persona en la ciudad.
Con ocasión de la exposición Canaletto y el arte de Venecia, que tiene lugar en distintas sedes entre 2017 y 2018 incluyendo la Galería de la Reina del Palacio de Buckingham, la iniciativa Exhibition on screen, que ya nos ha deleitado con sus aproximaciones a otros artistas los años anteriores, nos acerca en esta que es ya su quinta temporada (y en la que entre el 15 de enero y el 12 de marzo podremos disfrutar de 3 nuevos documentales, este y otros dos dedicados a Hockney y Cézanne) al quizás artista veneciano más emblemático del siglo XIX, Canaletto, y algunos de sus contemporáneos como los Ricci.
Si bien su punto de partida es, como podemos suponer, el poder evocativo de Venecia el documental toma el original punto de vista del papel de Canaletto en el coleccionismo inglés (la colección más importante de obras del artista se encuentra en Inglaterra, incluyendo grabados y dibujos), dando gran relevancia a su relación con el Cónsul Smith, que en numerosas ocasiones actuó como intermediario y consiguió que la fama de este pintor creciera notablemente en Inglaterra.
Pocos puntos quedan en el tintero en este documental, con campos tan inéditos como el del Canaletto dibujante, o el valor de la imprenta, pero sobre todo lo mejor que nos ofrece esta pieza además es la oportunidad de ver sus pinturas como nunca se han visto, hasta la más mínima pincelada, con momentos tan memorables como aquel en el que una restauradora nos muestra el pequeño detalle de la huella dactilar de Canaletto para dar textura al muro del edificio de una de sus obras.
Un banquete para los amantes de la historia del arte, y una auténtica oportunidad para aquellos que quieran aproximarse a un clásico no tan presente en las colecciones españolas como quisiéramos, pero que tienen en este documental, y los que se estrenarán en breve, una maravillosa lección de amor de arte y a la historia.
Canaletto y el arte de Venecia se estrena el 29 de enero de 2018

jueves, 11 de enero de 2018

LA SOMBRA DEL MONO


No hace mucho una cinta sobre el conflicto de Irlanda del norte, El viaje, lograba conquistarnos con su historia real sobre una extraña amistad y a la vez mostrar como este episodio histórico no ha perdido vigencia. En las manos de un director como Martín Campbell, un nombre asociado al cine de acción, el resultado no puede menos que ser...distinto. Y no nos equivocamos como podemos comprobar al asistir a la proyección de El extranjero (The foreigner).
El arranque de la película es puro melodrama americano, aunque la cinta se desarrolle en su totalidad en Reino Unido. Jovencita llena de vida sueña con el baile del instituto y su papá, que por supuesto se derrite por ella la lleva a comprar el vestido para la gran noche y...se desencadena la tragedia en forma de un espantoso atentado que acaba con la vida de la joven dejando un único objetivo en la vida de su progenitor: la venganza.
El tema en sí no es nuevo. Incluso nos remite a una anterior película de su director, Al límite, en la que otro duro del cine, Mel Gibson, tembién iniciaba su particular cruzada vengativa tras la muerte de su hija. Incluso nos podría evocar cintas como Daño colateral por aquello del hombre del hombre de a pie enfrentándose al dolor de modo violento. Pero su trasfondo político, que hace que en su nudo la película se oriente a la vertiente del thriller, lleno de personajes oscuros, lo que da sal a una historia que oscila continuamente entre el diálogo y la acción, si bien en numerosos momentos de su relato no otorga protagonismo parejo a sus protagonistas.
Pero a pesar de ello la película pronto revela que su mejor baza es un Jackie Chan que tras un contenido arranque muestra su habitual cara de héroe de acción con las peleas acrobáticas a las que nos ha ( mal)acostumbrado aunque a través de un rol de calado más profundo que el que solemos asociar a esta estrella de las artes marciales. Un uoboros casi de ese cine de venganzas heredado de las filmografías asiáticas ( la sombra de Corea es alargada) que heredó Hollywood (Liam Neeson & co.) y que ahora lo devuelve a las salas de la mano de uno de los grandes del cine oriental.
Si,  El extranjero es una cinta irregular, bastante deudora del encarrilamiento a un fin de múltiples facetas que pretende sorprender, pero con escenas de acción rodadas con eficacia (la lucha en el bosque...dejemos en el tintero otros como el desenlace en el aeropuerto), con un buen trasfondo dramático y unos actores correctos entre los que Chan constituye una agradable sorpresa reciclandose en lo que mejor sabe hacer y haciendo de esta película una buena recomendación para los amantes de la acción e ineludible para los fans de Jackie Chan.
El extranjero (The foreigner) llega a las pantallas españolas el 12 de enero.

martes, 9 de enero de 2018

EL MAYOR Y EL MENOR


Libertad. Hay pocas palabras que puedan definir una cinta como Call me by your name , una historia cuya premisa invitaría enseguida a pensar en ese tópico tan popular del amor prohibido, pero que aquí queda rápidamente relegado y casi podríamos decir enterrado bajo el peso de la comprensión y la belleza.

Una Italia alejada de las postales habituales de Roma y Venecia, en un norte casi salvaje pero anclado en unos orígenes cuyas ruinas casi se tornan sutil espejo de la trama, sirve como hermoso escenario de esta historia del descubrimiento del amor por parte de un muchacho que empieza a ser un hombre y un hombre al que el amor le brinda una alegría casi infantil.
Resulta casi imposible, tanto para los personajes como para el propio espectador, no dejarse subyugar por un entorno que sabe convertirse en un bello catálogo de los cinco sentidos, desde la música que compone el protagonista al tacto o incluso el gusto, gracias a unos cuidados primeros planos que consiguen introducirnos eficazmente en las sensaciones de unos personajes para los que la atracción constituye un proceso tan natural como escalonado ( y que se remarca al ser dos personas que contrastan tanto físicamente) y logrando un efecto casi hipnótico. A ello se suma una permanente sensación de verano, de ese de golondrina y piscina, que consigue transmitir una continua vitalidad, unas contagiosas ganas de vivir que consiguen hacernos olvidar de un plumazo cualquier tabú, incluso frente a escenas tan chocantes como aquella que remite, salvando las distancias, a la más comentada de la franquicia American pie...y no diré más.
De una belleza clásica como las estatuas que adornan sus títulos de crédito, con un ligero aroma que nos remite a cintas como Brokeback mountain (la escena de la camisa) Call me by your name nos deja un sensible romance en el que todo es posible, un fresco amor de verano y el recuerdo de una relación que deja huella en todos los sentidos, frente al odio y la polémica.

Call me by your name llega a las pantallas españolas el 26 de enero.

miércoles, 3 de enero de 2018

LA VIDA SECRETA DE BRAD

Siempre he pensado que Ben Stiller es el menos histriónico de los cómicos de su generación. Sin ser la pantomima un elemento carente en su repertorio películas como Algo pasa con Mary empezaron a revelar un actor que intentaba sin abandonar el humor, ser parte de otro tipo de historias...aunque he de reconocer que la descargarla te y paródica Tropic thunder sigue siendo mi favorita.
Qué fue de Brad pertenece a este tipo de películas. Una reflexiva y ácida historia sobre un hombre que se enfrenta a la crisis de los "casi 50", algo que no es ajeno a un Stiller que ya se enfrentó a una diatriba similar en Mientras somos jóvenes, en la que lidiaba con la otra crisis, las de los 40, uniendo en este caso a la ecuación un hijo casi adulto que puede suponer la tabla de salvación o el mayor escollo de un padre que empieza a sentir que su vida no es lo que soñaba a la edad de su vástago.
Sería difícil calificar Qué fue de Brad de comedia, pero tampoco podemos hablar de drama al uso. En otras manos una crisis de madurez de este calibre habría dado para una autentica orgía de sexo post-post- adolescente regado de alcohol y confusiones que desembocaría en una lección aprendida de manera forzosa pero en el caso que nos ocupa la lección viene de la mano de la nostalgia y la belleza, de la familia y los presuntos amigos.
Una película de tono agridulce, en la que no faltan momentos divertidos (la fantasía sobre cómo alguno educa a sus hijos...), aunque la comedia física brille además por su ausencia, pero que nos invita a pensar, incluso tiempo después de haber abandonado la sala, gracias no solo a un guión que consigue atrapar el interés del espectador, sino a la labor de unos actores, tanto principales como una lista de secundarios con más de un rostro conocido, que saben mantener un gran equilibrio entre contención y emoción, haciendo que el espectador se enfrente a una trama que se antoja real como la vida misma y ante la que, en más de un momento, uno no puede evitar el sentirse, de manera más o menos vergonzosa, reflejado.
 Qué fue de Brad llega a los cines el 5 de enero de 2018.

jueves, 28 de diciembre de 2017

365 DIAS DE CINE

Y a lo tonto ha pasado otro añito y el cine como siempre ha dado mucho de sí, con un puñado  de cintas que han sorprendido para bien... o para mal, pero entre las que han destacado como siempre las diez del año de Monigotorium:
  1. Shin Godzilla: ¿monstruos clásicos japoneses y crítica social? Todo es posible en esta cinta de arranque clásico en la que los auténticos villanos son los políticos...
  2. Frantz: delicado drama de época con más demonios de los que se adivinan en sus primeros momentos, una original fábula sobre el valor del recuerdo con una original factura y unos personajes que consiguen ser inolvidables.
  3. Lady Mcbeth: oscuridad y muerte son las acompañantes de esta siniestra dama, una antiheroina con carácter de esas que no se olvidan. Un drama de época que consigue helarnos la sangre y sorprendernos hasta su mismo final en un conjunto malsano que consigue hipnotizarnos.
  4. Le llamaban Jeeg Robot: dejad de lado ligas justicieras, mujeres maravillosas y vengadores varios...la película de superhéroes viene de Italia, con guiños al universo Mazinger y uno de los
  5. En este rincón del mundo: por mucho que le pese a la muy recomendable Your name la película de animación nipona del año, con una drama histórico de esos que dejan huella.
  6. Madre!: O la amas o la odias...la película sorpresa de este año de la que no se puede decir nada a riesgo de destripar algo que no se debe (no se fíen del tráiler). Apabullante y atrevida, una experiencia fílmica de primer orden 
  7. 78/52: la escena de la ducha de Psicosis revisada al milímetro por profesionales de todos los ámbitos. Para fans y no fans del mago del suspense que desean enfrentarse a ese minuto que cambió el modo de entender el cine.
  8. ¡Lumière! Comienza la aventura: amor al cine con mayúsculas. No hay más que decir
  9. Ghost story: si bien la idea de esconder al último ganador del Óscar bajo una sábana no parece muy buena idea en principio la película, si logra que no abandonemos durante su monótona primera hora de metraje, nos regala una de las fábulas fantásticas más originales del año. Una cinta para ver y debatir.
  10. Batman la Lego pelicula sin estar al nivel de la maravillosa La Lego película un auténtico caramelo para los fans de el caballero oscuro, que se mira en el espejo y le devuelve un distorsionado y fragmentado reflejo que pasa por todas sus encarnaciones fílmicas para contarnos una historia más compleja de lo que parece a primera vista. Diálogos de antología y un sentido de humor a prueba de bomba para una de las cintas de animación del año.
Pero la cartelera ha dado mucho de sí, con auténticos placeres culpables como Thor:Ragnarok, una cinta que no se toma en serio a sí misma con buen hacer y momentos auténticamente deliciosos para los amantes de la casa de Stan Lee, que se permite su habitual cameo (así como recupera a un actor tan reivindicable dentro del fantástico como Jeff Goldblum) y pequeñas joyas a descubrir como las impactantes The evil within o El sacrificio de un ciervo sagrado (la última del director de Canino...ahorrénse la rima los fans de cierta muestra de cine fantástico).
Un año largo en el que lamentablemente por razones ajenas a nuestra voluntad no hemos podido "criticar" tanto como quisiéramos pero que como siempre hemos disfrutado y a la espera de más...un nuevo año está a la vuelta de la esquina, ¡y con mucho más cine!.


martes, 26 de diciembre de 2017

DÍA EN EL MUSEO

Dos niños. Dos búsquedas de unas raíces que les resultan esquivas. Un enamorado de las estrellas del cielo y otra de las estrellas del firmamento hollywoodense. Una niña sorda de nacimiento y otro por capricho de los dioses. Dos historias paralelas...algo que en comienzo no parece muy original pero a lo que El museo de las maravillas pretende dar una dimensión distinta, con un cuidadísimo envoltorio que ya se ha convertido en marca de la casa de su director, Todd Haynes, como lo que recordarán los que hayan visto su última cinta, Carol.
 El museo de las maravillas no puede evitar un fuerte aroma de película infantil, de film iniciático, con las andanzas de sus jóvenes protagonistas en un inquietante paralelismo que la dotan de un fuerte carácter de fábula para antes de irse a la cama, con un toque de magia fruto de las casualidades que le da un punto de irrealidad que comulga con su personal estilo visual.
Unos bien encauzados actores infantiles, a los que se suma la presencia de la más veterana Julianne Moore, que nos regala el capricho de poder verla en el papel de estrella del cine mudo, consiguen dar verosimilitud a una historia que en el fondo tiene mucho de fantástico, casi podríamos decir de realismo mágico.
Pero si bien el reparto consigue meternos con facilidad en la historia es su estilo visual lo que consigue conquistarnos, desde una fotografía que juega eficazmente con el calor y el frío a una dirección artística que consigue transportarnos a dos universos tan distinto como los años finales de los años 30, puro cine mudo, a los más mundanos 70, con el remate en ese magnífico relato que funde, por fin, las historias de sus dos pequeños protagonistas a través de elaboradas miniaturas, y que podría constituir una minipelícula en sí misma. Una auténtica rareza que mueve el corazoncito del espectador más curtido y que consigue realmente sorprendernos.
Más volcada en su aspecto que en su más floja vertiente argumental El museo de las maravillas es una de esas historias que entra por los ojos (algo que puede resultar irónico teniendo en cuenta el valor de la sordera en el argumento) dejándonos imágenes imborrables y un aroma de cine clásico que nos hipnotizan, aunque sea solo un poco, durante sus casi dos horas de duración.


 El museo de las maravillas llega a las pantallas españolas el 5 de enero de 2018.

miércoles, 20 de diciembre de 2017

SIN ANDRÉ

 Ante las últimas tendencias cinematográficas he de confesar que me empieza a resultar extraño cuando una cinta presenta sus títulos de crédito al principio de la misma...un elemento que parece haber quedado relegado al campo de las series, y muchas veces con grandes resultados. Pero toda regla tiene su excepción y está, mira por donde, resulta ser La cena.
 Nos encontramos ante una presentación en toda regla de la película que, además de usar un buen número de fotogramas identificables de la misma sienta perfectamente el tono de esta polémica historia, mostrando una atmósfera inquietante acompañada de una banda sonora ligeramente crispante que consigue crear en el espectador un malestar que le va a acompañar durante toda la proyección.
La cena es una cinta de cuidada estética. Falsamente luminosa gracias a una casi sensual gama cálida parece moverse en un entorno irreal, casi onírico, en el que van a concentrarse todos los males que han atormentado durante años a una familia bien avenida que se enfrenta a un acto terrible cometido por su generación más joven, haciendo que un clan que parece tenerlo todo pero que también puede perderlo todo por un acto de auténtica estupidez y maldad.
Quizás sea esta atmósfera el mejor aliño de los platos de esta cena, del aperitivo al digestivo, que fragmentan episódicamente un relato malsano puesto en paralelo con un conflicto fraticida como es la Guerra Civil Americana, ya que otros elementos como unos símiles nada sutiles no logran sino dar al conjunto cierto aspecto forzado, a cuyo beneficio no contribuye un ritmo excesivamente dilatado que mina más la paciencia que acentúa la en empatía del espectador.
Un ambiente extraño, irritante, en el que sus personajes parecen capaces de saltar por la más mínima frase y que nos remite a otras angustiosas reuniones como la de la muy recomendable The invitation, pero que no llega a arrastrarnos en la caída de sus protagonistas, en una película notablemente ambiciosa pero que a pesar de los consistente de sus ingredientes, como un agradecido reparto, no consigue dejarnos la sensación de saciados.
 La cena llega a las pantallas españolas el 22 de diciembre