Translate

lunes, 31 de agosto de 2015

¡A PATITA!

Buscar piso siempre ha sido una de las grandes odiseas del ser humano, desde que allá en los albores de la civilización pensó que si echaba al bicho de turno que moraba en ella no sería muy mala idea eso de ocupar una cueva. Esos terrenos cinematográficos que tanto nos gustan no son una excepción, dejándonos toda una pléyade de vecinos molestos, aspirantes a okupas más o menos temporal y por supuesto toda una ristra de casas que se caen a pedazos, tiemblan con el paso de tren o ya directamente están invadidas por fantasmas...pero es que ni siquiera las casas con encanto se libran de los problemas...el último ejemplo nos llega bajo el nombre de Ático sin ascensor.
Ruth y Álex llevan más de 40 años viviendo en su ático de Nueva York, pero ante el esfuerzo que supone subir y bajar cada día sus cinco pisos sin ascensor y animados por la familia deciden ponerlo en venta. Problemas como la búsqueda de un nuevo hogar y la posible devaluación de su precio debido a una amenaza terroristan aprecerán en su camino pero sobre todo serán la nostalgia y los recuerdos de todo una vida lo que les harán replantearse si están haciendo lo correcto.
Ático sin ascensor es un amable drama con toques cómicos que nos presenta un mundo y escenas cotidianos bajo un prisma melancólico, con una historia de personajes con cierto aire teatral. 
Con un reparto encabezado por los siempre excelentes Morgan Freeman (que además nos regala su asombrosa voz como narrador en numerosos momentos de la cinta) y Diane Keaton, ambos con una chispa y vitalidad envidiables en la que es le historia de dos personajes en el otoño de su vidas (casi más juveniles que el tercer personaje en discordia, la sobrina que intenta ayudarles a vender el piso y a la que con 30 años menos le cuesta el doble subir los escalones) la película nos conduce a un terreno familiar que no parece incidir en graves conflictos (la venta es una decisioón propia, no forzada por ningún problema económico o similar) pero que abrirá todo un reguero de recuerdos.
Serán estos principalmente los que compongan la parte dramática de un film pródigo en diálogos divertidos y personajes surrealistas (la mujer que escribe un libro sobre los pisos en venta, la que prueba las camas de todas las casas que visita...) y simpáticos (la niña que se hace amiga del personajde de Freeman).
Y es que en esta ciudad de Nueva York, para la que esta película es casi una nueva carta de amor (el diálogo del principio con el dueño del bar) que se permite ocasionalmente una conocida postal (Ese banco con el puente al fondo), los recuerdos de toda una vida en común en la misma casa abren la puerta de un pasado en el que una pareja interracial como la de los protagonistas no era bien aceptada pot todos (ni siquiera por la propia familia) y en el que los sueños no se hacían realidad como vendía el american way of life ( la lucha de Álex por despuntar como artista y otro de carácter más íntimo que aquí no desvelaremos), pero ante los que la pareja protagonista supieron sobreponerse con buen humor y apoyándose el uno en el otro.
Ático sin ascensor es una película vitalista y romántica, con toda una serie de subtramas que contribuyen a dar matices a una historia principal (la enfermedad de la perra, que también abre el recuerdo entre amargo y feliz de como llegó a sus vidas, la trama del trerrorista que pasa de anecdótica  a fundamental en el desenlace...), la de Álex y Ruth, para los que el asunto de la venta del piso es un mero mcguffin para contarnos la historia de amor de dos persoanjes carismáticos que parecen encontrarse más que al final en el principio de una nueva vida, independiemente de donde esta tenga lugar.
Si bien su ritmo puede parecernos más o menos irregular y la historia recordarnos a otras que ya hemos visto Ático sin ascensor es una película con unos protagonistas de lujo y unos diálogos chispeantes, de esas que nos regalan una hora y pico entretenida y nos hacen salir con una ligera sonrisa comprensiva.
Dulce dramedia de pareja, Ático sin ascensor se estrena el 4 de septiembre.

ADIÓS SEÑOR CRAVEN

La primera película de terror que vi en el cine fue una cinta de Wes Craven, en un cine que hoy ya no existe. Cuando recién estrenada la semana llega la noticia del fallecimiento del que ha sido uno de los padres del terror moderno no puedo evitar recordar la que fue la primera de muchas sesiones más o menos memorables, en salas más grandes o pequeñas, en cines de barrio o festivales del género.
Wes Craven se ha ido. El hombre que nos trajo a Freddy y a Ghostface, que indagó en los misterios del vudú, que nos enseñó con paciencia y buen humor las reglas del género...y hasta se permitió hacer un drama con la eterna nominada al óscar Meryl Streep.
Sí, ya estaba enfermo, pero seguía trabajando, incluso dejando una película perndiente de estreno, en una trayectoria que nos ha dejado algunso de los mejores momentos del cine de terror.
Señor Craven, le echaremos de menos. Hollywood siempre ha sido una fábrica de sueños pero, gracias a usted, nuestras pesadillas nunca volvieron ni volverán a ser las mismas.

viernes, 28 de agosto de 2015

INCENSURABLES I

¡Que triste es eso prohibir a lo loco! Prohibiciones absurdas encontramos en todas partes, si es que hasta me viene a la cabeza un estado norteamericano (cuyo nombre no mencionnaré aquí) que prohibe dejar atada a tu jirafa a una farola...claro que a mí me da pena hasta dejar al perro, que no sentirá un animalito que ni siquiera está acostumbrado a llevar correa. Como hemos mencionado en más de una ocasión una de sus muchas víctimas es el séptimo arte, pero por suerte y por tercer años consecutivo aquí está la muestra Lo más prohibifo para paliarlo. En su programación de ayer entre cine clásico (El Imperio de los sentidos) y directores clásicos (William Friedkin y su A la caza) nos llegó la curiosa sesión del corto The zoo y el largo The life and death of a porno gang.
Con una cuidada estética The zoo es un cortometraje de corte BDSM que, trras una enigmática introducción (una joven a bordo de un lujoso coche recibe varias llamadas) abre una escena en la mejor línea de los home invaders (mascarita incluida) que concluirá en toda una lista de perversiones que satisfarán especialmente de la actriz Franceska James. Para amantes del dolor...placentero.
Pero el plato fuerte de la sesión era el film serbio (...) The life and death of a porno gang.
Marko es un director de cine experimental que sobrevive a base de la ayuda paterna y el rodaje de anuncios. Aburrido, cree encontrar una salida a aus creatividad en el mundo del porno pero las desavenencias tanto creativas como ecoómicas con su productor le llevarán a probar suerte con el teatro porno. Nuevos problemas harán que opte por llevarlo a los pueblos a bordo de una caravana. Con sus obras solo lograrán que un extraño extranejro les proponga intoducirse en el mundo del snuff.
Con menos humor de lo que se podría presuponer ante una premisa como esta The life and death of a porno gang es un sórdido drama con cierta carga surrealista (ahí están los cortos del protagonista...el segundo, el del agricultor, podría dar para un buen film tipo Troma incluso, y es casi lo mejor de la cinta) siguiendo una estética en un inicio hermanada al falso documental (ya que a medida avanza la película esta desaparece, especialmente a medida llegamos a su tramo final).
Si bien podemos encontrar en ella algún punto interesante como las referencias a los conflictos bélicos que sufrió el país y que ha dejado una honda huella en el pueblo serbio (los personajes del soldado y la familia que pretende curar a su hija, autánticos dramas cuya parte en la historia es rematada, y nunca mejor dicho, de manera bastante chapuzas...o casi por los pelos) la película es toda una road movie cuajada de despropósitos, con unos tabús menos morbosos de lo que se podía haber presupuesto,  desde las referencias zoófilas (el penoso número con el caballo o por supuesto la delirante despedida de uno de los personajes de su cabra) a la misma concepción de las obras que representa la compañía ( y que pese a la pretendida profundidad que buscan solo generan hostilidades o una franca hilaridad en el respetable)..
SI bien el punto de partida es original e incluso divertido y, quizás en otras manos, podría haber dado lugar a una película muy distinta, evolucinando en un clásico del cine bufo, esta pronto opta por regodearse en escenas más o menos impactantes (olviden el snuff de motosierra...llega el gore a mazazo limpio) y los tópicos de culebrón (los remordimientos, cuyo resultado es una escena final que hasta podría haber funcionado, de manera algo menos incruenta, en una película de amores adolescentes), dejando una sensación ambigua a la que no ayuda en absoluto una carencia casi total de ritmo y unos personaes cuya capacidad de generar empatía queda reducida a la talla de un liliputiense.
¡Pero no desesperen! Todavía queda todo el fin de semana, y con películas muy esperadas. Toda la progrmación puede consultarse en la página del Artistic Metropol (Cigarreras 6). Por fin llega el viernes...la diversión acaba de comenzar.

jueves, 27 de agosto de 2015

ESCONDIDO CANTANDO

¡A todo el mundo le da por cantar! Al séptimo arte no le bastan con musicales clásicos, óperas rock varias o películas de la Disney (ahí tienen Frozen en cuyos primeros minutos nos da la sensación de que los personajes no sabe n comunicarse si no es usando melodías), sino que además le gusrta regalarnos de vez en cuando alguna cinta que, sin ser un musical estricto (no encontrarán un número de baile ni por asomo), se ancla en el mundo de la enseñanza para compartir con nosotros toda una serie de interpretaciones...Sister act 2, la familia Bélier o por supuesto Los niños del coro son buenas muestras de ello, y la última llega en breve...hoy hablamos de El coro.
Stet es un niño con talento para el canto y serios problemas de actitud. Cuando su madre muere repentinamente su padre, un hombre adinerado al que nunca ha conocido y cuya familia desconoce su existencia, decide, por consejo de la directora de su colegio, inscribirle en un internado reconocido por su coro. Si bien es admitido en un principio por la importante suma pagada por su progenitor y los comienzos, con unos compañeros que apenas le aceptan y unas materias cuyas clases están ya muy avanzadas, son difíciles, Stet empezará a amar la música coral y exhibir una prodigiosa voz que harán que todo cambie en muchos aspectos.
Drama que podemos encuadrar fácilmente en ese subgénero de alumnos que comienzan a amar una disciplina que en un principio desconocen y cuya buque insignia es El club de los poetas muertos la película se aleja inicialmente de los territorios comunes del mismo con un protagonista que casi choca repentinamente con el mundo de la música (al que sin embargo no es ajeno como revelan los primeros minutos del film) debido a trágicas circustancias (al fallecimiento de su madre se suma la actitud de un padre que prefiere mandarle a una casa de acogida que revelar su existencia).
Con un protagonista con el que no cuesta empatizar, con carácter y sobre todo motivaciones muy claras, arropado por unos secundarios de auténtico lujo (Dustin Hoffman y sobre todo una Kathy Bates en su salsa, pero tampoco hay que olvidar los otros personajes infantiles entre los que destaca sobre todo ese divo con muy malas ideas, heredero de toda la tradición de saboteadores teatrales, llamado Devon...que peligro cuando tenga unos añitos más) El coro es una película que se mueve por todos los terrenos del cine sobre el mundo de la enseñanza, desde el prototipo del ptofesor severo pero justo al alma comprensiva, pasando por las novatadas y los exámenes, si bien se permite algún elemento trásgico de índole familiar, aspecto que tampoco nos es desconocido (esas solitarias navidades...en las que tampoco se incide en exceso).
Así nos encontramos una cinta bien elaborada, en la que no puede faltar escenas de particular belleza de esas que consiguen que, tal y como sucede con el propio protagonista, empaticemos con la rama artística en la que se centra la película (ese canto religioso en círculo en la capilla y su correspondiente descripción por parte de Hoffman...curioso el punto de que, a medida avanza el metraje empiezan a interpretarse composiciones cada vez más conocidas por el gran público rematadas con una variación de El Mesías)  con una resolución lógica en la que sin embargo aporta el original punto de abordar el canto como un don con fecha de caducidad (cuando les cambie la voz por supuesto), lo que contribuye más a valorar sus (emocionantes) interpretaciones previas y darles un baño de melancolía.
El coro es una película que nos lleva a toda una serie de terrenos conocidos pero sabe aportar destellos de originalidad, beneficiándose también de un buen ritmo y unas buenas interpretaciones, con una estudiada carga melodramática pero sin regodearse en la tragedia (la muerte de la madre) y con bien situados puntos de humor, un drama bien hecho...y eso es algo no tan sencillo.
Eficaz drama de colegio con una excelente selección musical, El coro se estrena en las salas españolas el 9 de Octubre

miércoles, 26 de agosto de 2015

EN VÍA MUERTA

Si bien lo más popular, por llamarlo de algún modo, es el miedo a volar, el tren, tanto en su vertiente terrestre como intraterrestre, tampoco se queda manco. Con transiberianos, expressos con alarmas o sin  ellas, trenes de la carne a medianoche y otras lindezas en cuyas estaciones podemos encontrar mutantes varios, muertos sin ojos y por supuesto hombres lobo de vacaciones el tren es un escenario excelente para una inquietante cinta de terror o suspense. Y por supuesto no podía faltar su vertiente japonesa, y más en un país en el que hay todo un grupo de autánticos apasionados de los trenes (de esos que hasta se aprenden de memoria los horarios)...por eso hoy hablamos de Ghost train.(2006).
Tras encontrar un abono motivando la inquietante advertencia de una desconocida un niño desaparece en extrañas circustancias, pero no antes de contárselo a su compañera de clase, Noriko, y su hermana Nana. Cuando la propia Noriko desaparezca en circustancias similares Nana comenzará toda una cruzada para encontrarla, desenterrand poco a poco horribles hechos que han sucedido y siguen sucediendo en los túneles del metro.
Ghost train es una clásica cinta de terror japonés. Ninguno de los elementos a los que nos ha acostumbrado el género durante estos años faltan, desde el fantasma femenino de largos cabellos (esta vez vestida de negro para variar), al tétrico niño de rostro blanco pasando por el empleo de un objeto cotidiano que abrirá la puerta a toda uns serie de tragedias (un abono transporte...sí suena a coña pero elementos como la cinta de Ringu o el periódico de Yogen -Premotion- bien que funcionaban) o la importancia de una tragedia que tuvo lugar en el pasado.
Ambientada en su mayor parte en los túneles de un metro que oculta más secretos de los que parece la película sabe hacer buen uso de sus escenarios, sin recrearse en una oscuridad que casi vendría de serie (la primera escena se da en un vagón perfectamente iluminado y funciona), e incluso acudiendo a otros menos populares como la oficina de objetos perdidos de la estación (que da para susto tonto y todo), elementos que contribuyen a crear una atmósfera que cuando más sutil más aerradora se vuelve (la escena del balcón) frente a otras más sobrecargadas (el tour de force final, que aquí no desvelaremos) que restan impacto a una cinta relativamente bien resuelta si dejamos de lado elementos que chocan con la veriente más terrorífica del film.
Así podemos encontrar toda uns serie de elementos melodramáticos de manual, desde la madre internada en el hospital (amante de sus hijas pero a la que no se le ocurre ni preguntar donde se ha metido la más pequeña durante días...) al conflicto interclasista entre alumnos de instituto (empollona contra guays) pasando por la tragedia romántica (un personaje que no sólo pierde a su pareja- para más inri en medio de una cámara lenta que convierte esta escena en lo peor de la película con creces, y encima se permiten luego los flashbacks, sino que encima todo el mundo sospecha que ella es la culpable), y que si bien podrían haber conseguido aumentar nuestra empatía hacia los personajes solo consiguen ralentizar el ritmo global del metraje y sacarnos ocasionalmente de su inquietante clima.
Con unos efectos especiales chirriantes que deslucen ante el ya clásico maquillaje espectral, sencillo pero eficaz (rostros superpálidos, ojeras superoscuras y un alisado capilar de peluquería cara) la película mejora notablemente cuando se ciñe al terror puro y duro, e incluso más antes de llegar al climax en el que se revelan gran parte de las incógnitas planteadas a lo largo del metraje, planteando a su vez otras nuevas que no parecen suscitar u nuevo interés, con excepción del relativo al papel de una inquietante estatua...
Ghost train es una irregular pero entretenida película que probableemnte gustará a aquellos aficionados al terror de los pelos largos (entre los que me incluyo) pero no tanto a los fans de otras vertientes del género (incluso las escenas que podrían resultan más cruentas, como una mutlación salvaje que resulta ser finalmente solo una visión, se salda con apenas sangre), una película entretenida pero que ni revoluciona el género ni crea un icono inolvidable, pero que nos da casi dos horas de entretenimiento y algún buen escalofrío.
Para completistas...si esperabáis un vuelta de tuerca al género mejor seguir esperando. Y punto extra para el nombre de la universidad donde quiere estudiar la protagonista...un detallito que hay que evitar perderse.


martes, 25 de agosto de 2015

HOLMEANDO

Sherlock Holmes es uno de esos personajes clásicos a los que, literalmente le ha pasado de todo. Ya sea en blanco o negro o a color, mudo o iritantemente parlante, humano o canino (o incluso roedor, si aceptamos a un tal Basil que vivía no muy lejos), victoriano o tecnológico, mera fachada o víctima del asperger, Holmes ha tenido múltiples encarnaciones, pero nunca le ha faltado sagacidad, ingenio o memoria. Pero ¿qué pasa cuando estos dones empiezan a fallarle? Si ni siquiera la caída por una impresionanete cascada pudo matarle es posible que los rigosres de la edad si puedan minarle, y una rosible respuesta la encontramos en la película que tratamos hoy, hoy hablamos de Mr. Holmes.
El legendario Sherlock Holmes ya ha cumplido 93 años, superando la fama y sobreviviendo a sus seres más queridos, aunque ahora vive en el campo acompañado por su ama de llaves y se dedica a la cría de abejas. Tras regresar de Japón, de donde trae un remedio milagroso para superar sus cada vez más frecuentes vacíos de memoria, está dispuesto a reescribir uno de los relatos de Watson, de conclusión muy distinta a la que él cree recordar, y que supuso que abandonase su carrera de detective. Animado por el hijo de su ama de llaves, al que inicia en el mundo de la apicultura, poco a poco se introducirá en unos dolorosos recuerdos, mientras intenta resolver el que puede sea el último caso de su vida: la misteriosa muerte de sus queridas abejas.
Mr. Holmes es un drama crepuscular que nos acerca a la quizás menos explotada cara del legendario detective, la de un anciano presa de los achaques propios de su ya avanzada edad que se enfrenta a una fama que le ha magnificado y convertido en un personaje que poco tiene que ver con su auténtico yo, un hombre que lleva chistera, fuma ocasionalmente cigarros y vivía justo enfrente de la mítica dirección de Baker Street.
Si bien estas diferencias ya se analizaron en alguna encaranción anterior como el televisivo Sherlock encarnado por Cumberbatch (al que le piden se deje fotografiar con el mítico sombrero de caza que por supuesto jamás ha llevado) nuestro Holmes da un pasito más allá, llegando a asistir a la proyección de una película basada en sus casos e incluso enfrentándose a sospechosos que niegan el sea el auténtico detective, generando un simpático juego cuyo cénit es la investigación del ya anciano criminólogo de un caso ya investigado, de una historia plasmada ya en papel pero que contrasta notablemente con la menos  glamurosa pero mucho más triste historia real que se esconde en sus recuerdos.
Con un exquisito sentido del humor y dulce melancolía la cinta se permite sumergirse en ambientes muy distintos a los habituales para estas nuevas aventuras de Holmes, trocando el misterioso Londres en una tranquila campiña que deja eventuales resquicios por los que introduce una subtrama japonesa (más sutil de lo que podemos esperar en un principio pero el binomio Sherlock Holmes- Bomba atómica es bizarramente prometedor) que dará un nuevo valor a la importancia tanto de los recuerdos "reales" como "ficticios", dependiendo del individuo al que afectan.
Con un siempre magnífico Ian McKellen a la cabeza, con un nuevo personaje mítico que añadir a su carrera (Gandalf, Magneto y por supuesto Ricardo III) increíble en una interpretación llena de matices, y arropado poe unos secundarios de lujo, Mr. Holmes es una película pródiga en detalles para caracterizar a los personajes, de esos que a Holmes le bastarían para saberlo todo de una persona (los apuntes en el puño de la camisa...), con un guión inteligente que satisfará tanto a los legos como a los fans del personaje y un ritmo pausado que sin embargo hará que en ningún momento perdamos el interés por las tres historias que componen el metraje, dejándonos de nuevo al hombre metódico y reflexivo que siempre fue el señor Holmes y qus sigue revoloteando cual emjambre por nuestro inconsciente colectivo.
Para amantes de los misterios y del cine histórico de calidad, entretenimiento de categoría con una deliciosa ambientación y unos personajes memorables.

lunes, 24 de agosto de 2015

DESDE LATVERIA CON TEMOR

¿Recuerdan cuando la araña de Spiderman era radioactiva? ¿Y cuando Lobezno era más parecido a un hirsuto botijo que a una estrella del musical? ¿Que los X-men en sus orígenes vestían de azul y amarillo, y no de negro?¿Y que el Batmóvil parecía más un deportivo que un tanque?. El cine ha cambiado muchos matices de nuestra percepción del universo superheroico, y en el caso de uno de los buques insignia clásicos de la casa Marvel no iba a haber excepciones...aunque yo todavía creo recordar que hace unos añitos el ahora Capitán América iba volando por ahí al grito de "Llamas a mí"...pero hoy toca hablar de la última, hoy toca 4 Fantásticos (así.sin artículo)
Reed Richards ha tenido un sueño desde pequeño: ser el primer ser humano en teletransportarse. Ya en el instituto y con la ayuda de Ben Grimm, cuya familia posee una chatarrería, presentará su máquina en la feria de ciencias, pero pese a la incredulidad del jurado, que le cree un charlatán, el doctor Franklin Storm, acompañado por su hija adoptiva Sue, se fijará en su trabajo y le propondrá trabajar en su fundación para lograr el primer viaje interdimensional. Pero justo cuando el proyecto parece ser todo un éxito tras la primera prueba con un ser vivo todo parece indicar que su control pasará a manos de la NASA. Negándose en no ser el primer hombre en probar su invento Reed y sus compañeros Víctor Von Muerte y Johmmy Storm, a los que se unirá Ben, deciden probarlo por su cuenta en una accidentada odisea que generará unos increíbles cambios en sus organismos.
Nueva vuelta al universo de los 4 Fantásticos tras sus denostadas entregas anteriores artiendo de unos protagonistas más jóvenes, casi más heredereos de la vertiente Ultimate de Marvel, y un enfoque más tenebroso.
Acostumbrados como estamos a unas películas de personajes Marvel en las que suele primar una combinación de acción y humor, y en las que no suelen faltar guiños recurrentes  como los cameos de Stan Lee (elemento del que sin embargo se ha librado alguna entrega de X-men) o la inclusión de escenas inter y poscréditos que abren el paso a futuras entregas la nueva cinta de la casa renuncia a todas ellas y nos da un enfoque nuevo que lo aleja del tsunami de Vengadores and co.
Centrándose desde un comienzo en el personaje del futuro Mr. Fantástico la película alarga excesivamente su arco inicial, algo que repercute notablemete en su ritmo, para contarnos las circustancias que derivarían en la obtención de poderes de sus protagonistas, ya desde el colegio (curiosa la justificación de la inclusión en el grupo inicial de un Ben Grimm cuya función parece limitarse, amén de ser amigo de Reed, a sumisnistrarle chatarra...antes por lo menos era piloto), y que todavía lejanos a ese concepto de familia que siempre ha sido el sello de la casa FF, son más unos jovencitos en su mayoría bastante pedantes (de traca la conversación sobre Julio Verne en la biblioteca..."sé que los dos somos genios pero asumo que soy el único que conoce 20000 leguas de viaje submarino"...si es que...) cuya juventud y entusiasmo casi parece justificar su decisión de realizar su experimento sin apenas securidad (a lo que se suma el hecho de que en esta cara del universo Marvel parecen ni existir el concepto de espionaje industrial, que facilita que Ben Grimm acceda a las instalaciones del experimento "by the face", solo porque viene acomañando a un Richards que manda por wassapp fotos de sus experimentos secretos, ni el de medida de seguridad elemental, haciendo que la sala de la cámara de teletransporte no esté ni aislada ni con barreras de descontaminación, haciendo que Sue, que ni ha olido el viajecito también quede afectada por el experimento, como ya todos sabemos).
4 Fantásticos es una película excesivamente seria, que si bien en un principio parece más ligera (la redacción del colegio de Reed) e incluso se permite algún guiño ( la flor de fuego de SuperMario colgando del retrovisor de la futura Antorcha Humana), va evolucionando hacia una curiosa vertiente terrorífica en la que sin duda brilla la escena del primer y accidentado viaje inrterdimensional, pero cuya seriedad no la hace sin embargo más realista (expresiones como "Está lleno de bioquímica" nos hace cuestionarnos muchas cosas...), sino que le resta variedad e incluso carisma a sus personajes (el drama personal de Grimm al convertirs en la cosa que le reduce a una suertte de enfurruñado Hulk de pacotilla, un Von Muerte tan antipático que ni saluda...).
Unido a una serie de decisiones estéticas más o menos cuestionables como el uniforme heroico más feo del mundo (del que se libra una Cosa que parece haber optado por el nudismo, más que el Dr. Manhattan incluso), un Dr. Muerte más cercano a una versión cabrona de la Visión que a otra cosa o un desenlace en el que todo parece ser absorbido por la puerta interdimensional (tal y como se vió en el trailer...no destripo nada, pero me parece que alguien ha visto demasiado Stargate) hacen que esta película nos deje un extraño sabor de boca, casi como un intento de renovar de cero un grupo de suerhéroes pero renunciando a muchos de sus sellos de marca.
Si bien nos deja algún buen momento como la escena en la que Muerte ataca a nuestros protagonistas con sus mismas armas (piedras para Grimm...) estos nuevos 4 Fantásticos nos dejan lo que parece ser un descontrolado primer episodio de una saga que tarda excesivamente en arrancar y con excasos momentos para disfrutar del enfrentamiento héroes-villanos que pide cualquier plato de superhéroes, dejando demasiadas puertas abiertas incluso para una primera entrega.
Para completistas...y sí seguimos esperando la llegada de los Skrulls, tal vez sea lo que el moderno cine de los 4 fantásticos necesita

viernes, 21 de agosto de 2015

AGENTES DEL T.I.O.

El tándem, la pareja, el dúo...si bien una horterilla canción con serios problemas matemáticos rezaba que uno más uno eran siete, el dos amén de ser la respuesta correcta es una de las bases de buena parte de la producción cinematográfica (si bien a los tríos tampoco les hace mucho asco pero la experiencia nos ha demostrado que en los conjuntos de tres siempre hay uno que pierde peso frente a los otros dos). Y aunque en el cine de detectives, espías y toda la pesca el concepto de "lobo solitario" ha dado lo mejor de sí con, entre otros, un celebérrimo  James Bond a la cabeza, todos sabemos que Sherlok tiene a su Watson, Scully a su Mulder y Mortadelo a su Filemón...y así sucede en lo último que ha llegado a nuestras pantallas...hoy hablamos de Operación U.N.C.L.E.
En le Europa de la guerra fría el agente de la CIA Napoleón Solo debe ayudar a pasar de Berlín Oriental a Occidente a la hija de un famoso científico. En plena huida ambos son perseguidos y casi atrapados por un agente de la KGB que parece gozar de habilidades sobrehumnaas. Sin embargo, y tras lograr su objetivo, Solo descubrirá que deberá formar equipo con este, Iliya, y la recién rescatada Gaby para encontrar al padre de esta, y todas las pistas conducen a una poderosa compañía italiana que parece estar empleando materiales radioactivos...y quizás construyendo una bomba atómica.
Tras las exitosas entregas de las aventuras de Sherlok Holmes Guy Rictchie vuelve a traernos una pareja, en este caso de espías, en una cinta de acción con dosis de humosr basada en la serie que aquí se llamó El agente de C.I.P.O.L 
Partiendo del oscuro Berlín del telón de acero en el que se desarrolla la escena que abre la película, en la que no falta una trepidante persecución en coche que contribuye a presentar unos personajes más parecidos entre sí de lo que parece en este primer momemto, y creando un clima de esos que, inicialmente, enganchan, la cinta dará paso a una luminosa Europa (y no solo es que esta primera escena sea en su mayor parte nocturna...decorados y un cuidadísimo vestuario son sólo la punta de una de esas películas que en le mejor tradición del cine de espías se mueve entre el falso exotismo y el glamour) encarnada en la Italia de la moda y el motor.
Así con unos patrones tópicos la cinta nos presenta la historia de dos agentes de potencias enemigas convertidos en estraños compañeros de cama, ambos con un oscuro pasado de raíces muy distintas (antiguo delincuente cuya pena ha sido conmutada por su servicio en la CIA el americano, hombre autoforzado a redimir su condición de hijo de un traidos de la patria condenado al Gulag el ruso) y que no vacilan en competir entre ellos en la más mínima oportunidad, dando a lugar a algunas de las escenas más simpáticas del film (no solo en cuanto a potencia de gagdets o habilidades sino incluso a lo relativo a la elección de auendo para su nueva compañera...cada uno presume de tener mejor gusto comprando y combinadno la ropa mientras a ella casi ni la dejan decidir). Junto a ellos una protagonista femenina en un principio atípica (una mecánica con carácter) que, en lugar de generar el tan cacareado triángulo amoroso como hubiese sido previsible (¿dejarán esto para las secuelas, que seguramente habrá?) se centra en una curiosa relación de amor-odio con un Iliya que en un principio la infantiliza, dejando el terreno abierto a un Napoleón Solo que parece más dispuesto a abordar a la elegante y fría villana del film.
Nos encontramos así ante una cinta que pivota entre el clasicismo (lujosas fiestas, incursiones en siniestros puertos y fábricas, villamos grotescos...como un torturador, menos agresivo cuando se vuelven las tornas, que nos deja uno de los mejores momentos de la película) y algún original juego de estilo (pantalla partida, relevancia del uso del segundo plano como el que vemos en la escena de la persecución en lancha en la que mientras uno de los personajes se come tranquilamente un bocadillo el otro lucha a muerte por sobrevivir...), dejándonos una historia con personajes carismáticos que en su mayoría goza de buen ritmo, si bien en ocasiones opta por elementos repetitivos (esas escenas inconclusas para cuya resolución volvemos atrás en el tiempo para revelarnos aquellos elementos que  no hemos visto...un sistema que llega hasta a la hora de presentarnos su pirotécnico final).
 Una simpática cinta de espías, con grandes persecuciones y una lujosa ambientación (en cuanto a su similitud con la serie original confieso la desconozco), pero que nos da casi dos horas de entretenimiento, aunque sin esforzarse en sobresalir de unos patrones que ya conocemos tanto del género como del estilo de su director, con un producto muy bien elaborado
Para fans del cine de espías con raices clásicas...y las buddy movies con ambientación histórica.

jueves, 20 de agosto de 2015

¡VIVA LOS ANAGRAMAS!

Siempre se habla de que Hitchcock decía que no debía trabajarse ni con perros ni con niños, y aunque más de un director le ha hecho referencia en más de una cinta, como Los pájaros, el orondo genio se permitió un buen puñado de actores infantiles amén de aparecer él mismo llevando la correa de dos pequeños canes. Por suerte todavía hay directores que se olvidan de sentencias grandielocuentes y, tomando ambos elementos como punto de partida dan lo mejor de sí...la última prueba llega de Hungría y su nombre White God.
Lili, una niña estudiante de trompeta, y su perro Hagen, un fiel mestizo, son los mejores amigos del mundo. Sin embargo cuando debe pasar unos meses con su padre mientras su madre asiste a un ciclo de conferencias en una lejana universidad la animadversión de este por el animal así como una serie de problemas, entre los que está la obligación de pagar un impuesto por ser perro sin raza, harán que este acabe abandonando al can. Perdido y asustado Hagen se enfrentará a una de las caras más oscuras del maltrato animal, mientras Lili le busca infructuosamente, desembocando en una rebelión canina con tintes apocalípticos.
White God es una película compleja. Con un punto de partida que nos suele remitir al cine infantil, con ese perro perdido que intenta encontrar el camino a casa, y que ya hemos visto en cintas como Bolt o De vuelta a casa.Un viaje increíble, la película opta por derroteros muy distintos.
Así tras un inicio que deja muy claras las relaciones entre la joven protagonista y su padre (un hombre menos duro de lo que aparenta en un principio pero cuya actitud no deja de fomentar que nos pongamos del lado de la niña y su mascota), y que casi rozaría el melodrama clasicón el film, tras separar a Lili y Hagen, nos mostrará la odisea que viven ambos, emocional en el caso de ella y a la que se suma todo un reto físico en el caso de él, cayendo en las peores manos en las que puede caer un perro abandonado, lo que se muestra entre la sutilidad y la más absoluta de las crudezas, pero siempre con un realismo rabiosamente doloroso. Será esta parte la que mejor explore la psique de sus protagonistas, destacando la evolución del personaje de un padre que, por mucho que deteste al animal, sabe evolucionar por amor a su hija, una agradable sorpresa ante toda esa legión de "villanos" cinematográficos que no varían su carácter ni para proteger sus propios intereses.
Pero será en su desenlace cuando la crudeza deje paso a la parte más fantástica de la cinta, acudiendo a un lenguaje más propio del cine de terror en general y del género zombi en particular. Tras pasar de la oscuridad del mundillo en que se ha visto envuelto Hagen a la luminosidad del día la película se convierte por derecho propio en un oscuro Apocalipsis canino a medida avanza el día en el que los animales cambian de víctimas a verdugos, con una naturalidad pasmosa, y revelando que las primeras escenas de la cinta, que se nos antojaban un sueño, son una realidad más que incómoda.
Y es que quizás uno de los aspectos más sorprendentes de esta origianl cinta es la sencillez con la que parece pasar de un género a otro, y el realismo con el que aborda una película que a medida avanza se vuelve más fantástica, con un desenlace sorprendente (que aquí no desvelaremos por supuesto) que sabe tocar la fibra sensible del espectador pero que parece chocar con todo lo visto hasta el momento.
White dog es una cinta magnificamente rodada especialmente teniendo en cuenta la dificulatar de contar con un gran número de actores caninos a los que sabe sacar el mejor partido y expresividad (magníficos también los actores humanos, pero su labor resulta menos sorprendente), sin humanizarlos como hacen otras cintas (no busque aquí perros parlantes que no los encontrarán) con una historia emocionante que sabe sacar la fibra más sensible de los amantes del mundo canino.
Original película que probablemente pasará desapercibida en muchas carteleras...una sorprendente película con animales que revela lo mejor y lo peor del ser humano.

miércoles, 19 de agosto de 2015

DOS MALOS VECINOS

Gente que corre, qente que se encierra...gente que acude a centros comerciales, que se oculta en búnkers, que hace bizarros experimentos buscando soluciones que nunca llegan o que directamente pilla el coche y se echa a la carretera a riesgo de quedarse sin gasolina en un lugar todavía más peligroso. Gente, siempre gente, o mejor deberíamos decir supervivientes la sal de las películas de zombis (o infectados, no nos pongamos picajosso...si tienen en común un aspecto más o menos deplorable, pésimo gusto con una moda que podríamos calificar de "grunge" salvaje y una dieta excesivamente carnívora y antropófaga), esos grupos que suelen partir de la docena para empezar a menguar poco a poco o bien ese lobo solitario que recorre lz ciudad desierta haciendo lo que le viene en gana. Pero el término medio es infinitamente más raro, porque ¿qué pasa cuando nuestros héroes son solo tres y para colmo dos de ellos se odian a muerte?. La respuesta llega en la cinta que tratamos hoy, hoy hablamos de Extinction.
Un puñado de supervivientees escapan en un autocar de una horrible infección que convierte a los seres humanos en devoradores de carne. Tras un ataque sólo quedan dos hombres, Jack y Patrick, y un bebé. Lu Nueve años después la nieve ha cubierto el pueblo de Harmony y la amenaza parece haber remitido y aunque todos siguen vivos algo ha pasado entre ellos, de modo que Lu y Jack viven en una casa y Patrick en la de enfrente con su perro, sin mantener contacto, odiandose en silencio. Sin embargo el regreso de los monstruos, como Lu los llama, hará que se replanteen sus relaciones.
Extinction es una pesadilla apocalíptica con fuerta carga dramática, que partiendo de la ya familiar escena de la evacuación ante la amanaza de un grupo de infectados que acaba fracasando (la escena que pudo verse en exclusiva en el pasado Nocturna y que dejó muy buen sabor de boca) nos conduce a un terreno más ignoto dentro de este subgénero, el de las relaciones entre dos adultos que se odian en un momento en que las relaciones humanas con más importantes que nunca.
Si bien es una cinta que no puede renunciar a muchos de los tópicos que ya se han hecho casi indispensables (incursiones en almacenes abandonados, fieles perros, ataques a casas sitiadas y un lógico final que aquí no desvelaremos pero que cuestiona el anterior status quo de los protagonistas) la parte central de la misma resulta un original acercamiento a las relaciones humanas (que permite la ausencia de amenaza, tras el espectacular arranque,  en los primeros momentos de la cinta), profundizando en unos persoanajes herederos de un mundo que ya no existe y otro, el de la niña, que intenta saber más sobre un mundo que no ha conocido (y que nos puede recordar remotamente a esa obra maestra del videojuego que es The last of us), y sobre todo planteando esa incógnita que planeará durante buena parte de la película de la causa de las desavenencias feroces entre ambos adultos.
Será esta lo mejor de una película eficazmente rodada, que sabe crear una serie de hermosas imágenes casi monocromáticas, en su mayoría siniestras postales heladas que acentúan la soledad de sus personajes, a lo que contribuye un bello empleo de una iluminación que sabe pasar de la albura casi total del paisaje a las escenas iluminadas apenas por un candil o una bengala que teñirá el escenario de rojo.
Nos encontramos ante una película visulamente implecable, que ha sabido introducir entre escenas de acción frenética (el ataque inicial, en el que se permite enfoques tan originales como a través de un agujero en un cristal, u otros en el previo al desenlace en el que podemos ver casi simultáneamente la acción en los tres pisos de la casa en que tiene lugar) una inquietante y emotiva  historia de personajes, salpimentada por una serie de flashbacks que poco a poco revelarán el mosaico de las relaciones de ambos hombres entre sí y con la madre fallecida de la niña, toda una historia que parece identificarse simbólicamente con el entorno en que se mueven (un mundo frío, otro de los clásicos del cine apocalíptico, tan helado como unas relaciones que, a medida mejoran dejan paso a esporádicas apariciones de un sol casi de postal).
Extinction es una película con una base original, si bien en su desenlace se deja llevar casi obligatoriamente por la lógica a la que ya nos ha acostumbrado este subgénero terrorífico, una película que se nos antojaría más clásica que si nos moviésemos en otro terreno, y sabe hacerlo con un delicado acabado visual, y un gusto por los detalles que humaniza profundamente a los personajes, una película bien hecha que satisfará a fans y no fans del género.
Para fans de The walking dead y esas películas con bicho en las que lo impostante no son los peligros, sino las personas que sobreviven a ellas.

jueves, 13 de agosto de 2015

SINIESTRAS SUMAS

Hay dos maneras de hacer realidad la inquietante experiencia de vivir en una ciudad abandonada. La primera y más glamourosa es por supuesto ser un personaje de una película apocalíptica, con o sin Z. La segunda, más de andar por casa, es pasarse agosto en casita.
Sin casi vecinos, ni autobuses ni comida en los estantes del súper, con la mayoría de los comercios con la persiana echada y sólo algún vehículo cruzando la carretera a toda velocidad dispuesto a convertirte en tu versión 2D el peligro parece acechar detrás de cada esquina para convertirte en el último hombre (o mujer) vivo.
En un jueves 13 (o jueves 13+1 o viernes 14-1)  como estamos este será posiblemente el fin de semana en que menos gente quede en las grandes ciudades fuera de las zonas turísticas, o al menos así sucede en Madrid, un fin de semana de pesadilla en el que sin embargo quedan un puñado de planes para disfrutar.
¿Que no puedes ir al pueblo? ¿o es que ni siquiera tienes (yo no tengo, no hay que avergonzarse)? El pueblo viene a ti en forma del remate de las fiestas de San Cayetano, San Lorenzo y la Paloma, con sus churros, su limoná, rifas, conciertos y toda la pesca...si bueno, celebración religiosa también hay, pero para antes, después o en medio siempre nos quedará la verbena...si sobrevives al alcohol, las grasas, el calorazo y algún madurito con síndrome de Don Hilarión y manos largas puede ser un fin de semana inolvidable.
Y por supuesto siempre nos quedará el cine con estrenos tan esperados como Extinction (de la que se vió un adelanto en el pasado Nocturna) u Operación U.N.C.L.E (tras la T.I.A llega el tío...) y alguno del que ya hablamos en su día como Señor Manglehorn (http://monigotorium.blogspot.com.es/2015/07/buscando-la-llave.html)
Y si aun asi no os quedáis y pilláis la carretera os esperamos a la vuelta...Monigotorium se queda vigilando Madrid, aunque por diversas razones, alguna más divertida, alguna más deprimente estaremos ausentes unos días...hala, no queda nada ¡a disfrutar!

miércoles, 12 de agosto de 2015

...¡TODO ESTA PERMITIDO!

El verano...esa época que invita a todo: exóticos viajes, amores esporádicos, fietas alocadas y cosas de las que uno luego no quiere acordarse (aunque después se lo encuentra igualmente en facebook)....y por supuesto no puede faltar ese refugio fresquito que es el cine, y ¿que mejor manera de hacerlo que con su vertiente más transguesora?. Por eso antes de que vuelvan las clases, los vecinos y los agobios, antes de que las chicharras nos dejen en paz, la gente deje de embanurdarse en bronceador y el transporte público vuelva a la (relativa) normalidad la Sala Artistic Metropol (Cigarrreras 6) se da el gustazo de regalarnos (o al menos prestarnos a precios populares) la tercera edición de una muestra de cosecha propia, llega LO +PROHIBIDO III.
Tras deleitaros en años anteriores con un buen puñado de clásicos (Pink flamingos), cintas de prestigio (La gran comilona, una cinta que, pese a su calidad, es de las pocas que consigue revolverme las tripas, o Saló), películas indie (Gummo) y bizarras perlas orientales (Grotesque) este año vuelven a la carga con un día más de proyecciones (de jueves 27 al domingo 30 de agosto) en las que podremos disfrutar de películas prácticamente inéditas como Vampiras in the nignt. Toda la programación se puede consultar en su página (http://artisticmetropol.es/web/muestra-lo-prohibido-parte-iii/) y en su perfil de facebook.
Películas que han sabido suscitar la polémica con historias interesantes y temas controvertidos, provocando admiración, rechazo e incluso a veces cachondeo a partes iguales. Con un buen puñado de cintas tan conocidas como El más allá o El Imperio de los sentidos, y con géneros tan diversos como el drama o el documental la muestra abrirá por primera vez sus puertas al cine mudo con El nacimiento de una nación de D.W. Griffith y al cine de animación con Fritz el gato caliente, haciendo de todo ello una excelente oportunidad para disfrutar en pantalla grande de cintas que suelen pulular más por la pequeña.
Una manera original de terminar agosto...una oportunidad de disfrutar de un cine que no es el de siempre...llega Lo + prohibido...seguiremos informando, permanezcan atentos a este canal.

martes, 11 de agosto de 2015

TROMPA CANORA

El empleo de personajes invisibles en el séptimo arte es un asunto que tiene miga. No me refiero a herederos de Wells, fantasmas varios o entes tan pequeños que son casi imperceptibles, me refiero a aquellos personajes que, siendo solamente mencionados por el resto del reparto no asoman su más o menso linda carita hasta bien entrada la película o ni siquiera en la totalidad del metraje. Con la hitchcockiana Rebeca a la cabeza y otros como el Johnny Favorite de El corazón del ángel (de esos que traen sorpresa bajo el brazo), son personajes que dominan la totalidad de la trama y con mucha más fuerza que la que tendrían aumentando su presencia. El último en añadirse a la cinta se llama George y su campo de recreo Amar, beber y cantar.
Cuando los amigos de George descubren que a este apenas le quedan 6 meses de vida piensan que es una buena idea que este se una a ellos en la representación de la obra que ensayan con su grupo de teatro amateur, para que mantenga ocupada su mente. Sin embargo las relaciones entre ellos, especialmente la de las parejas de sus dos mejores amigos, una de ellas antigua novia (hecho que su esposo desconoce), y su exesposa, que le ha abandonado por un agricultor, sufrirán toda una serie de conflictos y equívocos gracias a un George que intenta disfrutar de sus últimas vacaciones y no precisamente solo.
Última película de Alain Resnais, basada en la obra teatral de Alan  Ayckbourn, Amar, beber y cantar es una cinta tragicómica. con tintes melancólicos sobre la que planea la sombra de la muerte, en forma de un cáncer que amenaza en llevarse a uno de sus personajes en menos de seis meses.
Con un fuerte componente teatral desde su inspiración, la película parte de los ensayos de una obra de teatro (hecho que conoceremos a los pocos minutos del comienzo) en un ambiente irreal, en el que el primer personaje que vemos aparece literalemente de la nada en un ambiente que en principio podemos llegar a dudar es un escenario, tanto para él como lo es para nosotros, pero que pronto se revelará como ambientación real, al moverse toda la historia entre decorados propios del teatro (entre su mayor o menor realismo encontramos puertas que en realidad son telones y fondos pintados),  dibujos exquisitos de las vistas generales de las casas de los protagonistas y los únicos elementos "reales" en forma de los diversos travellings del pueblo (un elemento que aun creando continuidad resta mucho ritmo) , con especial relevancia de la carretera, en la que moran los personajes.
Así acercándose peligrosamente al concepto de "teatro filmado", del que el director se permite salir en el empleo de primeros planos para las revelaciones más profundas de los personajes (en los que cambia radicalmente de fondo) o en las transiciones a los interiores (a otros escenarios igualmente teatrales, como vemos en la despedida de Mónica antes del viaje o durante la fiesta de Tilly), así como en el uso de unos carteles para describir el paso del tiempo (y que sustituirían a la voz de un narrador), Resnais se permite crear un original pero nada sutil homenaje al mundo del teatro, un microcosmos poblado por los amigos de un George que nunca veremos pero en torno al cual girarán casi todas las decisiones que estos adoptarán a lo largo de la cinta.
Así con más elementos teatrales (empleo de la cuarta pared...) que cinematográficos Amar, beber y cantar es una película de personajes cotidianos, desde el médico que no sabe guardar un secreto y su cotilla esposa al padre obsesionado con "su princesita", cuyos principios pondrá patas arriba los sentimientos que suscita la tragedia de su amigo (que sin embargo realiza cosas que muy de amigo no son...y que aquí no desvelaremos), con especial relevancia de los parte maternales, parte románticos que genera en las mujeres de esta obra (revelador cuando todas se presentan en su casa dispuestas a cuidarle, con un periódico, un desayuno y deseando librarse de las otras dos) y que llevarán al grueso de los conflictos.
Nos encontramos ante una película de desengaños amorosos, de relaciones que se mueven entre la nostalgia y el miedo al futuro, con diálogos de esos que mueven más a la sonrisa comprensiva y la lágrima furtiva que al llanto y la carcajada, con una dosis de vinagre y azúcar correcta pero no excesiva, con unos conflictos que pasan facilmente de ligero a hiriente, un paseo por el teatro de una vida que apenas atisbamos.
Entre lo original y lo convencional, para amantes de las buenas interpretaciones teatrales...aunque aagradecería sobremanera que alguien me explicara la presencia del topo, un quid realmente inquietante...
La película se estrena en toda España el 21 de agosto.

lunes, 10 de agosto de 2015

MUERTOS Y CONGELADOS

En medio de lo que podríamos calificar de cultura del estreno, en la que los éxitos de Hollywood nos llegan sumultáneamente o con apenas diferencia temporal a nuestras pantallas ¿qué lleva a estrenar (en apenas un par de salas, eso sí) una película que ya tiene cuatro años (ni siquiera 40, en cuyo caso podríamos hablar de un clásico)?. Las respuestas pueden ser variables: la fama de sus protagonistas (claro que no están en su momento de mayor esplendor y ya eran famosos cuando esta se estrenó en su tierra natal), el poder de los oscars (claro que solo en forma de nominaciones y alguno interpretativo...el director de nuestro tema de hoy es el autor de Boyhood que,confieso, todavía no he visto), la conveniencia de su fecha (peo esta no es una cinta de espíritu veraniego, así que como la descartamos)...pero la verdad, semaos sinceros, no encontramos ninguna, y menos en una era en la que el lanzamiento directamente en Dvd sí es una opción. Pero la verdad ¿a quien le importa? Porque hoy hablamos de una má que agradable sorpresa en nuestras pantallas, hoy hablamos de Bernie
En la tradicional ciudad tejana de Carthage vive Bernie, ayudante de director en un negocio de pompas fúnebles y amante de los musicales. Amable, detallista y servicial, todos sus vecinos le adoran, dentro y fuera de un trabajo en el que pone tanto empeño que hasta se preocupa tras los servicios propiamente dichos de las viudas de muchos de sus clientes. Así un día acabará entablando amistad con la adinerada y odiada por todos Señora Nugent, con la que va al teatro y realiza costosos viajes, y que le tomará tanto aprecio que incluso le dará poderes notariales y le nombrará heredero. pero que acabará estableciando un posesivo dominio sobre él que le reducirá a una suerte de criado personal. Cuando Bernie tome medidas irrevocables y la señora deje de dar señales de vida, a pesar de las escusas de su mejor amigo, y ante el estupor de ese pueblo que le adora y que no deja de recibir regalos de un Bernie ahora casi millonario, el administrador de los bienes de la anciana y el fiscal Danny Buck comenzarán a investigar que ha pasado realmente.
Increíblemente basada en hechos reales Bernie es una comedia negra que combina el film tradicional con el falso documental. Partiendo de los testimonios de los habitantes del pueblo del protagonista, la mayoría unos agradables ancianitos que hacen declaraciones tan pintorescas como que "si se hiciese una encuesta sobre quien debería ir la cielo Bernie estaría de los primeros" y que pondrían la mano en el fuego por él, la película nos brinda la descripción de un hombre cuidadoso (la lección sobre tanatoterapia), inteligente (que casi parece capaz de hacer cualquier cosa, y bien) e ingenioso (la idea de la paloma o la venta de féretros...los únicos matices que parecen poner una ligera y sospechosa mácula en un individuo casi perfecto), al que todos adoran pero con el que ninguno parece haber establecido una relación muy profunda (es más, al hablar de sus relaciones con mujeres de su edad, principios de la cuarentena, alguno menciona que estas le rehúyen).
Frente a él la figura de la señora Nungent, una anciana nada desvalida y bastante amargada de la que los mismos que alababan a su amigo son incapacas de dar ningún testimonio halagador. Egoista y avariciosa solo parece encontrar una mano amiga en una persona que, aunque en un principio sea igual de encantador con ella que lo es con el resto de sus conocidos, pronto, a pesar de las reticencias iniciales, se dejará hipnotizar por la vida de lujo que esta le regala, del mismo modo que ella queda hipnotizada por "el único hombre que la ha tratado bien en 50 años" y por el que acaba renunciando al resto de personas que pueblan su vida (además de su familia con la que desde un principio no se hablaba empieza a despedir al servicio, pero no por dinero, que le sobra, sino porque estos no le inspiran la misma confianza que su nuevo amigo), creándose entre ellos una suerte de dependencia emocional-material, espejo casi de la de los protagonistas de El crepúsculo de los dioses, pero con un desenlace inverso.
Bernie es una película de personajes y matices, con un esquisito humor negro que en ocasines roza el surrealismo (la escena del atropello con presencia de la parca incluida) y unos diálogos naturalistas y divertidos, cuyo desenlace más o menos previsible no le resta un ápice de ritmo. Con unos actores en auténtico estado de gracia nos regala a un Jack Black que sabe dar lo mejor de sí en un personaje con complejos matices (siempre más blanco que oscuro pero con puntitos tan inquietantes como el perfeccionismo o el cnsumismo compulsivo hasta extremos ridículos) expuestos con sutilidad y que además se da el lujo de regalarnos un buen puñado de actuaciones musicales magníficamente interpretadas (del himno en la iglesia hasta el número con baile de una de las obras que dirige). Junto a él una Shirley MacLane que sabe componer una figura realmente odiosa e incluso asquerosa (esas 25 masticaciones por bocado), aumentando ligeramente la empatía por su peculiar asesino, y un Matthew McCounaghey cuya importancia en la trama tarda en despegar pero que sabe revelar todo el espectro de una sevidor de la ley adicto al trabajo hasta extremos ridículos (la rueda de los narcotraficantes) y que choca duramente, no con un sospechoso reticente e incluso colaborador sino, al contrario de lo que suele suceder, sino con todo un pueblo que si bien no le considera inocente del todo sí justifica sus actos.
Rabiosamente divertida Bernie es una película que no pierde interés en ningún momento, a pesar de la incredulidad e incluso hastío que despiertan en nosotros sus complejos personajes, en una historia original que tiene lugar en uno de esos pueblos en los que no parece pasar nada.
Una cinta fresca que sabe sacar nuestra mejor carcajada...quedénse hasta el final para disfrutar de la curiosa canción que cuenta toda la historia de la película.

viernes, 7 de agosto de 2015

PARA NIÑOS GRANDES

La presencia de muñecos y otros entes de juego en el mundo de l cine siempre se ha movido entre lo misterioso y lo terrorífico. Juguetes tan entrañables como Pinocho o los protagonistas de Toy story nos hicieron volver a nuestra más tierna infancia mientras que otros como Chucky o Anabelle también nos han hecho volver a ser niños...pero de esos que lloran con el moco colgando y los pantalones mojados. Nuestro protagonista de hoy dista mucho de ambos referentes, así de como del último oso de peluche con el que tuvimos contacto cinematográfico, Lotso de Toy story 3, demostró ser un matón en toda regla con fieles esbirros. Hoy hablemos de Ted 2 (así, sin más subtítulos)
El día que Ted y la Vane se casaron fue el más feliz de sus vidas, pero tras un año casados y las broncas cada vez más encendidas deciden que tener un hijo puede ser lo que salve su matrimonio. Sin embargo por razones biológicas y alguna legal la adopción parece ser su única opción para formar una familia. Desafortunadamente estos trámites harán que el estado decida denegar sus derechos a Ted alegando que se trata de un objeto y por tanto una mera propiedad, y no un ser humano, y por tanto ni siquiera su matrimonio es legal. Con la ayuda de su mejor amigo John y la abogada novata Sam emprenderá toda una cruzada legal para demostrar que es una persona y tiene derecho a crear su propia familia.
Tras unas cuantas temporadas de Family guy y American dad, ser presentador de una ceremonia de los Óscars y ese despropósito titulado Mil maneras de morder el polvo Seth MacFarlane vuelve a la carga con su creación no animada más famosa, el oso Ted.
Con parte del reparto de la original (¿por qué no dirán en el tráiler, como hacen en los de dramas, "con el nominado al Óscar Mark Walhberg"...tendría su aquel) y unos secundarios de campanillas que saben reirse de si mismos (Morgan Freeman y un Liam Neeson con el que el director parece haberla tomado últimamente...si quieren ver la resolución de su conflicto con la caja de cereales hay que esperar además hasta el final de los títulos de crédito, que pueden disfrutar por el mismos precio de la entrada, no es preciso salir corriendo) Ted 2 es una secuela lógica de la primera parte que se abre con un espectacular número musical de estilo clásico para reconducirnos al humor paródico y fumeta de la original, y al igual que su predecesora, con una más que interesante selección musical.
Y es que su estilo no deja de recordarnos a sus series animadas, casi como si de un episodio muy largo se tratas. Es más, ya en la primera temporada de Padre de Familia, de 1999, encontramos el episodio Brian, retrato de un perro, en el que el can parlante de los Griffin se enfrenta también a un juicio similar para defender sus derechos (entre los que parece estar beber de una fuente pública como cualquier humano) tras una disputa familiar que casi provoca que, tras ser capturado por la perrera, sea sacrificado. Con sutiles semejanzas y diferencias Ted 2 se nos antoja similar a este (incluso Brian, doblado al igual que Ted por Seth MacFarlane, viste traje para ir a juicio si bien normalmente va "al natural"), pero permitiéndose toda una serie de chistes y gags originales en la más pura estela de otras obras de su creador, algunos relativamente brillantes ( el de Scott Fitzgerald, la parodia de Jurassic Park o el de los cómicos de improvisación) e incluso alguno de antología (la identificación de Ted con Kunta Kinte) si bien hay alguno que se repite en demasía (el relativo a las búsquedas de internet que siempre reconducen al mismo término...que aquí no revelaremos) y otros de buen inicio que pasan a estirarse como el chicle (el de los animales que acuden ante la canción que canta una de las protagonistas al más puro estilo Blancanieves...si bien la idea del pez es muy buena, la incorporación adicional de langosta, pingüino y otros bichos ya empieza a cansar). Bien elegidas además las "morcillas" de origen local al doblaje, con elementos patrios como el juez Garzón o Puerto Hurraco.
Las nuevas aventuras de Ted son un producto irregular, que nos lleva de la carcajada más pura a la mueca de incredulidad, pero que sabe mantenerse fiel al espíritu de su predecesora y cuenta con un buen puñado de buenas ideas ( Ese arco final en la Comic Con de Nueva York, con un gran despliegue de cosplayers) si bien algunas podrían haberse desarrollado con más profundidad (ese villano de la fábrica juguetera que aparece y desaparece). La aceptación o no del sentido del humor del que hace gala ya es una perspectiva más personal, pero seguramente sabrá encandilar a los fans de Ted y otrs obras de MacFarlane.

Una comedia fresquita con impecable animación de su peludo protagonista, una más que añadir a esas opciones para pasar una tarde fresquita en los cines. Menos transgresora de lo que puede parecer en un comienzo sin embargo la dejamos fuera de la lista para llevar a familiares más jovencitos...para los que sigue proyectándose ese nuevo clásico para mayores y pequeños que es Del revés.



jueves, 6 de agosto de 2015

MIGUELICO ER MAGICO

Ahora que día sí, día también hace calorcete el instinto animal ese de coger los bártulos y pirarse a un rincón más o menos lejano hace mella más que nunca en el ser humano. En el caso del séptimo arte esto se ha ce realidad en forma de lo que se ha venido a llamar road movie, de Thelma y Louise a Dos tontos muy tontos. Sin ser el mayor invento del mundo esta siempre ha sido una opción más o menos buena para hacer secuelas, incluso de películas que en un comienzo no pertenecían a tal género. La última muestra quizás es un pelín inesperada, pero de todos modos hablamos de Magic Mike XXL.
Mike ha dejado el mundo de los strippers e intenta progresar diseñando y creando piezas de mobiliario. Pero cuando sus antiguos compañeros le llaman para contarle que pretenden hacer su última gran número en una convención decide unirse a ellos. El largo viaje de camino a su último destino les hará reflexionar sobre sus carreras, amores y vidas, hacer nuevos amigos (y puede que algo más) y reencontrarse con viejos connocidos.
Secuela de Magic Mike, esa cinta a mayor gloria de Channing Tatum (la traca el calificativo de "Magic", en un nivel comparable al de las coñas en torno a "Mr. Fantástico"), esta nueva entrega elimina muchos de los aspectos oscuros de su primera parte (drogas y similar) para, una vez abandonado el barco por dos de sus nombres más emblemáticos (su director Soderbergh y el ahora oscarizado Matthew McConaughey), convertirse en una road movie con tintes crepusculares (los vampíricos no, los otros,,,algo sorprendente para un reparto que oscila en los 40 o 30 y muchos de media) con una pretendida profundidad que no alcanza.
Nos encontramos ante una cinta dramática con tintes cómicos con una fuerte dosis de pluma (algo que choca notablemente con un elenco de actores que aparte de heterosexual encima va de hipermacho), con una exagerada carga dramática que roza el ridículo, con interminables diálogos sobre el ser y la nada de auténtica traca en torno a las cuitas de unos strippers, o animadores como ellos se autodenominan, que se cuestionan sus propios números como si fueran realmente cuestiones vitales (uno de los personajes, que suele bailar vestido de bombero, tiene que encontrar su autántica esencia ya que...le asusta el fuego) y se automagnifican describiéndose casi como una suerte de terapeutas para unas mujeres (Dios les libre de hacer sus números ante otros hombres) que, salvo el personaje de Jada Pinkett Smith, se comportan como lobas en celo (a la escena de la mansión les remitimos), mientras se plantean un futuro lejos de ese mundillo que parece llegarles casi a través de una suerte de prejubilación temprana ( la traca número dos, uno de los personajes añora la familia que nunca tendrá, casi como si tuviese un pie en la tumba mientras otro lamenta que jamás encontrará la mujer de su vida porque todas se asustan cuando ven el tamaño...pues sí...de una parte muy específica de su anatomía).
Con un punto de partida que, con otro enfoque, podría haber dado pie a una  fresca y probablemente divertida comedia Magic Mike XXL tiene probablemente su parte más divertida en su (picante) título, convirtiéndose en un despropósito de hora y pico que sólo agradará, y eso en momentos muy concretos de la cinta y si no se dejan arrastrar por el aura de vergüenza ajena que la baña por completo, a l@s hiperfans del reparto, si bien su conjunto es toda una bola de despropósitos que desciende por la ladera hasta convertirse en uno gigante en forma del gran número de la convención, (a la que finalmente llegan tras un par de episodios dramáticos, al menos para ellos), un espectáculo que da vida a las fantasías más rancias, desde ser musa de un pintor a casarse a lo grande, y eso con una hipersexualización nada explícita, por chocante que la unión de estos términos pueda parecer (mucho tanga apretadito y número digno de Olimpiada, pero se ve más y mejor en la competición de saltos desde trampolín o plataforma), que tampoco le favorece en demasía.
Ni chicha ni risas ni ná...pura verguënza ajena con menos morbo que un anuncio de compresas. Por salvar algo me quedo con el chiste del número de Crepúsculo y su respectica crítica por el que es uno de los protagonistas de True blood, otra de vampiro y hombre lobo, Joe Manganiello.

miércoles, 5 de agosto de 2015

CON LA SOGA AL CUELLO

Cine y teatro, pudiendo ser dos enemigos irreconciliables, se han convertido sin embargo en más que correctos compañeros de cama cuya luna de miel del presente año se ha materializado en la oscarizada Birdman. Cine y teatro maridan bien, con esos increíbles teatros que se han convertido en magníficos escenarios para asesinatos mafiosos y fantasmagóricas apariciones, si bien las muertes en escena suelen ser bastante esporádicas. Sin embargo una cinta ha llegado para demostrar lo contrario y lo hace a través del found footage...hoy hablamos de La horca.
En 1993 durante la representación en un instituto de La horca el protagonista murió accidentalmente cuando la horca de atrezzo se puso inesperadamente en marcha, Hoy el grupo de teatro del mismo centro pretende representarla de nuevo, a pesar de que muchos afieman que el espíritu del fallecido actor todavía ronda por ahí. Sin embargo el miedo escénico que sufre el nuevo protagonista, que sólo se ha unido a la obra porque está enamorado de la actriz principal, le hará, animado y acompañado por su mejor amigo y la novia de este, colarse en el viejo teatro la noche antes del estreno para acabar con los decorados. Sin embargo el plan no tendrá lugar como ellos esperan..
Con un punto de partida realista y espeluznante La horca es una película de terror de instituto que, tras la presentación de los personajes y sus motivaciones, discurre con un respeto casi aboluto por las tres unidades teatrales, centrándose en las horas de auténtica pesadilla que viven sus protagonistas en el teatro en el que se estrenará la función, con un inteligente uso de todos los recovecos, arriba, debajo y tras el escenario, que podemos encontrar en este. .
Si bien tarda en arrancar, con algún puntito que prefigura alguno de los horrores que vivirán su desafortunados personajes (esa puerta que nunca se cierra...hasta el momento en que realmente no debería cerrarse)  que, en la más pura línea de una de las madre del found footage, El proyecto de la bruja de Blair, conservan sus nombres reales (punto extra la dedicatroria de la pelicula a Charlie, el chico muerto al comienzo de la misma), la película logra mantener durante la mayor parte se su metraje una relativa ambigüedad (¿es una venganza?¿una broma?¿o realmente han desatado la ira del difunto Charlie al mentarle medio en broma?) con eficacia.
Y quizás este sea uno de los puntos más valorables de una cinta irregular, especialemente en el ritmo, pero que sabe generar en contados momentos de la misma una escalofriante tensión, especialmente en aquellos momentos en que los que uno de los personajes (cuya identidad no desvelaremos) es atormentado por una soga que sólo podemos ver esporádicamnte, o en los que, valiéndose de la aterradora inmensidad del teatro y de la ausencia de sonido (y por supuesto música, al espíritu del found footage nos atenemos), sabe crear una quietud terrorífica que casi nos convierte en unpersonaje más.
Sin embargo este maravilloso clima del film no se mantiene durante toda la cinta, castigado especialmente debido a unos personajes con los que cuesta establecer una relación empática y a aquellos momentos, que una vez revelada la verdadera causa de la noche de pánico que sufrirán, se tornan demasiado explícitos (esas sogas repartidas por doquier, que rozan el ridículo) es pecialmente tras un (rimer desenlace9 que dará paso a una escena final que casi parece sacada de la saga Paranormal Activity.
Una cinta con un buen puñado de ideas que funcionan ( la alarma) y otras que no tanto (el vídeo que parece no ser emitido por ningúna parato físico) , pero que daba para mucho más partiendo de una idea que no por ser clásica resulta menos eficaz.
El último coletazo por ahora del found footage en una época en la que se agradece un estreno de estas características, ya que estos se suelen concentrar a partir de octubre...para completistas del terror y amantes de las buenas atmósferas.