Translate

martes, 2 de marzo de 2021

UNA LADRONA NO TIENE NOMBRE

 

Meterse a criminal no suele ser una buena idea. Si dejamos en el tintero esos ladrones de guante blanco más cercanos a la figura de timador que de ladrón o atracador propiamente dichos, que mantienen sus manos impolutas de sangre y suelen salir glamourosamente indemnes el amante del delito de medio pelo raramente sale victorioso, y si lo hace es a costa de terribles padecimientos... cinematográficamente hablando, por supuesto.

La última fábula en adherirse a tan ejemplarizante subgénero es The owners. Presentando un grupo de jóvenes, con la incorporación a regañadientes de la novia de uno de ellos, que creen haber encontrado en el robo de la casa de un anciano médico y su esposa el fin a todos sus problemas económicos el plan adivinamos no se ajustará a lo esperado.

Con un respeto de manual a la regla de las tres unidades la película no renuncia a los tópicos en la caracterización del grupo criminal, haciendo que el espectador empatice antes con las víctimas que con los aspirantes a home invader. Al menos hasta ese plano de inflexión en el que vemos como el veterano galeno observa detenidamente la muñeca de uno de sus asaltantes, cuyo rostro está cubierto por una media pero que deja al descubierto algo tan comprometedor como un tatuaje, y que nos hace adivinar que guarda más de una sorpresa y quién tiene realmente el control de la situación.

Toques de gore, una pareja de ancianos que parecen familiares lejanos de los de La visita, guiños a clásicos como La matanza de Texas y una trama que nos recuerda remotamente a la muy recomendable No respires planean sobre una película vacilante, que se mueve entre thriller y comedia sin lograr un conjunto homogéneo. Sí encontramos un punto de partida que no por familiar deja de ser atrayente y una pareja de antagonistas ( los "owners" del título) que tiene momentos de antología, entre la fragilidad y el dominio. Menos memorable resulta el cuarteto protagonista, cuyo desconcierto ante la nueva situación intenta reflejarse en una cámara que se pierde en la acción, sumando confusión a una historia en la que no faltan elementos tan gratuitos como la presencia de unos  insectos que buscan una inquietud que no logran.

Lejos de los nuevos clásicos The owners queda como una película para completistas, un entretenimiento que busca la sorpresa pero que nos recuerda poderosamente a otras que ya hemos visto...aunque una auténtica curiosidad para los fans de una Maisie Williams en un papel adulto lejos de esa Arya que le da fama.

The owners llega a los cines el 5 de marzo.

martes, 23 de febrero de 2021

NO SÉ, RICK... PARECE AUTÉNTICO

 

Nos sobran ejemplos de libros que han tenido un papel protagonista en una película, y no me refiero a meras adaptaciones. Desde el Necronomicón de las películas de Sam Raimi al volumen de La historia interminable pasando por los libros prohibidos de El nombre de la rosa, el grimorio de El aprendiz de brujo de Fantasía o el diario de Indiana Jones y la última cruzada.

Pero el documental Libreros de Nueva York aparca la fantasía para hablar de libros reales. De ellos y de personas que han querido dedicar sus carreras y prácticamente sus vidas al libro de segunda mano y, más en concreto, a los ejemplares de coleccionista, auténticos tesoros para el coleccionista que pueden pasar desapercibidos ante los ojos del mundano.

Una carta de amor a los libros, presentando tanto los orígenes de un  coleccionismo cuya etapa moderna nace en el XIX como esos retos del nuevo siglo que son el auge del libro electrónico o el desinterés de las nuevas generaciones que deberían perpetuar el negocio.

Pero Libreros de Nueva York no es una exposición cronológica del fenómeno, sino una compilación de testimonios de los profesionales que le dan título. Un recorrido ameno, no carente de humor, que logran crear un lazo empático inmediato con el espectador amante de los libros, y en el que encontramos historias tan sorprendente como la de la experta bibliófila de el popular programa La casa de empeños. 

Un fresco de colecciones y tendencias que anima a dar una vuelta por la librería más cercana, aunque probablemente en ella no encontremos esos deliciosos incunables al alcance de unos poco.


Libreros de Nueva York llega el 26 de febrero a cines y plataformas digitales.



lunes, 22 de febrero de 2021

LA NOVIA VESTIA DE VERDE

 

A pesar de que el planeta se ha sumergido en su propia distopía particular el género sigue siendo tan atractivo como necesario. Lejos de grandes plagas o contactos alienígenas el director Michel Franco apuesta por un punto de partida más realista, presentando un México asolado por una violenta revolución nacida en los barrios más pobres en Nuevo orden.

Tras unos primeros compases casi operísticos en forma de montaje que preludia algunos de los momentos más violentos de lo que va a pasar después Nuevo orden nos presenta una boda de postín en una gran mansión que se verá interrumpida violentamente por la revuelta. Un arranque frenético que sin profundizar en los personajes sí expondrá un hecho que sin interrumpir la celebración va a marcar el destino de los protagonistas: la petición de ayuda por parte de un antiguo trabajador para conseguir el dinero que pague la operación que salve la vida de su esposa. Un guiño a esas bodas con favores privados de la saga El padrino que va a definir perfectamente las relaciones entre ricos y pobres, entre los que el único nexo va a ser la novia, cuya decisión va a marcar su destino.

Nuevo orden no vacila en presentar la cara más salvaje de la violencia, llevándola a monumentos tan emblemáticos del país como el ángel de la independencia, para reflejar el lado más oscuro y retorcido del poder y las relaciones humanas (algunas marcadas en una mera frase, como el momento en que tras un mes de horror uno de los personajes le pide que le ayude a limpiar sin interesarse más por lo vivido). Si bien la segunda parte del metraje, una vez establecidas las medidas frente a la revuelta, resulta más inconexa y no impacta tanto como la primera (amén de plantear un buen número de dudas que solo se resolverán en el desenlace, y no por completo) la película se defiende como cruda reflexion de a que conduce la falta de empatía con otros seres humanos, de como las desigualdades y el egoísmo pueden minar poco la sociedad hasta llegar a un punto de no retorno.

Una película cruda, de difícil visionado, lejos de esa Parásitos con la que últimamente se la compara, que optaba por una sátira que, en el caso de Nuevo Orden, no acierta a colarse por unos resquicios taponados con sangre. Aunque se permite licencias poéticas como ese traje rojo de a novia que casi enlaza con el uso del color en La lista de Schindler (y que permanece impoluto en la peor de las prisiones) o esa agua verde que anuncia la tormenta y que casi nos podría hacer pensar en un primer momento en una cinta de ciencia ficción, elementos de colores complementarios que contaminan ambos estratos de la sociedad, Nuevo orden no pierde el aroma de veracidad, de una pesadilla con raíces más profundas de lo esperado que fácilmente podría ocurrir mañana. Una mirada a un infierno del que nadie escapa, empedrado de buenas intenciones en las que los inocentes a lo más que pueden aspirar es a ser meras cabezas de turco.


Nuevo orden, ganadora del gran premio del jurado del Festival de Venecia, ya puede disfrutarse en cines.

sábado, 20 de febrero de 2021

LA TOGA METÁLICA

 

El cine ha conseguido que gracias a su magia a veces conozcamos hechos de la historia estadounidense mejor que los que nos han intentado meter en la cabeza vía libro de texto, muchos incluso más por su valor simbólico que su relevancia. Entre los que todavía nos resulta bastante desconocido fuera de su país de origen se encuadra El juicio de los 7 de Chicago, un proceso que sacudió la opinión pública americana...no tanto por otros lares.

Metiéndose rápidamente en harina, dejando que conozcamos los hechos por los que se acusa a los detenidos a lo largo del metraje, la película presenta a un conjunto de acusados, provenientes de distintas agrupaciones políticas que solo parecen tener en común una cosa: el odio que se incitan en las ideologías más conservadoras.

Así partiendo en plena ola de protestas hacia la guerra de Vietnam de un juicio tan mediático como espinoso (y más ante los ojos del espectador actual que se ha enfrentado a los últimos coletazos de la era Trump...pero no entremos en polémicas) la cinta consigue una eficaz combinación de seriedad y humor. Un particular sentido del humor que ayuda al espectador a establecer empatía rápidamente con los personajes, sin eludir los momentos más duros ( el correctivo al acusado de los Panteras negras), y a introducirnos en una trama con fuertes dilemas éticos, pero que no se pierde en tecnicismos judiciales ni pierde un buen sentido del ritmo que logra que sus más de dos horas de duración se pasen en un suspiro.

En un contexto muy distinto, pero de espíritu afin a esa cinta de reciente estreno tan recomendable como La chica del brazalete, El juicio de los 7 de Chicago es una película que plantea como algunas personas son juzgadas por quienes son antes que realmente por los hechos que han conducido a juzgarles. Un relato ácido, con un eficaz montaje y un gran trabajo de un reparto coral, aunque a veces parezca perderse en la caricatura pura y dura (La reacción del juez en los últimos estertores del juicio), y que consigue convertirse en una de esas apuestas del género que atrapa aunque se conozca su resolución. Y como remate una película que no obliga a elegir entre la el espíritu crítico y el entretenimiento. No sé la medida en que se ajusta al hecho histórico real pero "se non é vero é ben trovato".


El juicio de los 7 de Chicago puede disfrutarse en Netflix.


jueves, 18 de febrero de 2021

UNO POR EL PRECIO DE DOS

 

Uno de los grandes dúos del cine de terror junto a psicópata con víctima y demonio con religioso (con más o menos dudas) siempre ha sido madre con niño...y mejor si es lo más pequeñito posible. A pesar de un título en castellano que puede llevar a la confusión, Poseído (por el original Still/born), esta cinta de terror juega con el drama de una madre primeriza que pierde a uno de sus gemelos en el parto, tras el que empieza a sufrir unas alucinaciones que sospecha fruto de la depresión.

El cóctel es clásico pero tentador: gran caserón, padre ausente a menudo por trabajo, niño difícil (de una semanita y que para colmo no quiere mamar), experiencia traumática y madre de aspecto frágil al borde continuo de un ataque de nervios. Ingredientes familiares que dan mucho juego a la hora de jugar a esa ambigüedad que tanta chicha nos ha dado en el género, pero que comenzarán a desterrar a medida avanza un film que se abre con cautela, pero que desboca su velocidad al aproximarse a un desenlace de esos que pretenden dar un sorpresivo y casi grotesco giro a lo que hemos visto hasta el momento ( y no diré más).

Poseído es una película con arranque familiar y con gancho, pareciendo postular al principio con la idea de la presencia del fantasma del niño no nacido, pero pronto destierra esa idea para pasear por el jardín de cintas tan populares como las de la saga Paranormal Activity añadiendo además la presencia de camaras de vigilancia en el interior de la casa en que se desarrolla el film. Y poco a poco va aumentando el peso de efectos de sonido, voces siniestras (y algo cazalleras, todo hay que decirlo) y presencias bastante corpóreas y cabreadas que suman efectismo pero restan efecto a una cinta cuyo primer susto propiamente dicho sí logra pillar al espectador con la guardia baja.

Rodada en 2017 bajo la batuta de Brandon Christensen, director de Z, también película de terror con niño que va perdiendo fuelle, Poseído quiere jugar con el clasicismo de la casa encantada pero se pierde entre sus no tan lóbregos  pasillos, tornándose predecible y dando respuestas que ya conocíamos mientras elude otras más interesantes. Sus intérpretes correctos y un escenario que se presta a juego no salvan un producto que nos deja esa sensación de ver cómo un niño se entusiasma con la caja de un regalo mientras ignora el juguete que contiene.



Poseído está editada en Blu-ray y Dvd y también puede disfrutarse en plataformas digitales.

martes, 9 de febrero de 2021

SE ME AMINORA EL ALMA

 

Tras mostrarnos que los juguetes, los insectos y hasta el monstruo del armario tienen alma Pixar decidió meterse en harina metafísica propiamente dicha y consiguió salir airosa con la multipremiada Del revés.

Pete Docter, su director, vuelve al universo expandido de la psique con Soul, la odisea de un gris profesor de música que, a punto de cumplir su sueño de tocar en un escenario junto a una gran saxofonista, se encontrará de camino al más allá, un destino del que intentará huir con o sin la ayuda de 22, un alma que lleva milenios buscando el propósito de su existencia...que no cree encontrará en la tierra.

Soul parte de tópicos que sabe explotar con inteligencia, como la unión de dos protagonistas en principio mal avenidos (y que es la base de, juraría, el 99% de sus películas, de Toy story a Coco pasando por Up, Cars...¿Necesito seguir?) o la lucha por un sueño que irá cediendo paso a otras prioridades a lo largo del metraje. Con un enfoque más dirigido al público adulto, al que apuntan un buen puñado de referencias culturales (los mentores de 22, desde la madre Teresa de Calcuta a Jung), que al infantil, aunque este disfrutará de unos gags cómicos bien presentados, esta cinta animada aspira a una profunda moraleja, pero logra  más con su buen ritmo y el carisma de sus personajes, especialmente sus secundarios, que cuando se dirige a cimas más elevadas.

En ella encontramos momentos sencillamente brillantes, aparte de un delicioso diseño de personajes ( esos Jerrys y Terry espectaculares en su sencillez) y un acabado visual que roza la perfección, presentando unos escenarios tan increíbles en su realismo como la estación de metro o el interior de sus vagones. Pero en más de una ocasión esta Soul parece flaquear en un apartado en el que Pixar siempre se ha revelado magistral: su punto emocional, perdiendo parte de la magia que nos hizo estremecer en momentos como el arranque de Up o el desenlace de Coco, que si no te conmueven quizás deberías comprobar detenidamente si eres un modelo anticuado de replicante.

Los personajes de Soul a pesar de lo hermoso del mensaje siempre parecen quedarse un paso por detrás de la catarsis, siguiendo un camino sin dobleces que, a pesar de pretenderlo, deja poco resquicio para la sorpresa. Funcionando mejor como comedia que en los detalles más dramáticos, a pesar de su sensato uso de la elipsis (el accidente) la película da el do de pecho en medio del camino, sin lograr repetir la jugada que tan bien funcionaba en Del revés, con la que parece formar una suerte de díptico. Un regalo deslumbrante adornado con grandes ideas, pero que decepciona un poco una vez hemos lo hemos desenvuelto por completo. Será que nos han malacostumbrado.


Soul puede disfrutarse en la plataforma Disney +, aunque su virtuosismo visual pide a gritos la pantalla grande.



domingo, 7 de febrero de 2021

CURANDO CON LOBOS

 

Aunque al hablar del mundo del dibujo animado cierta industria bajo el blasón de un ratón centenario parece haber devorado prácticamente su totalidad no solo a nivel económico sino visual cualquiera que haya disfrutado de alguna obra de Tomm Moore, como El secreto de Kells o La canción del mar, coincidirá en que su obra, amén de ser inconfundible, poco o nada tiene que ver con ella.

Sería sencillo también hablar de tópicos al enfrentarnos a una cinta sobre la amistad entre dos niñas provenientes de dos mundos muy distintos, pero Wolfwalkers, fábula sobre la relación entre los seres mágicos del título y la hija de un cazador de lobos, la convierte en una experiencia única.

Una obra deslumbrante a nivel visual, jugando con las gamas de color acorde a los escenarios y con referencias que van de la miniatura medieval a Klimt (el juego con las melenas pelirojas de madre e hija), que hacen de cada fotograma una bella ilustración independiente, un cuadro en si misma. Y este es solo el envoltorio de una historia terriblemente emotiva que trata temas tan dispares como el valor de la familia, la superstición o la convivencia con la naturaleza. Diálogos como el que se establecen entre el padre cazador y su hija, en un momento clave, son absolutamente demoledores, capaces de desarmar al espectador con una frase.

Wolfwalkers defiende con astucia la etiqueta de película presuntamente para niños que conquista a los adultos. Una historia con magia, animales y una banda sonora deliciosa pero que no esquiva las escenas más trágicas. 

Puede que a más de uno por su mensaje ecologista y de convivencia y unos antagonistas de corte puritano (en el sentido histórico) nos haga pensar, ya que la sombra del ratón es alargada, en Pocahontas. Pero esta pequeña delicia animada es una propuesta tan sencilla como sorprendente. Clásica en el sentido de los cuentos tradicionales pero con personajes que brillan por su profunda humanidad. Wolfwalkers es una cita que ningún amante de la buena animación debe perderse, un regalo para todas las edades que conquista el ojo y el corazón.

Wolfwalkers, nominada al globo de oro a la mejor película de animación, puede disfrutarse en plataformas digitales...aunque merecería verse en pantalla grande.

También puede verse actualmente en Youtube el corto de su director, Tomm Moore, There's a monster in my kitchen.